Las misas

¡Ala todosh¡ ¿Cómo estais?

Por acá todo más tranquilo, el fin de semana recibimos la visita de un amigo mío argentino de Mardriz (Gracias Fede) que nos sacó un poco del ostracismo y nos permitió salir y disfrutar del sol de Santiago.
No es broma, tuvimos un fin de semana a pleno sol con casi 30 grados y fuimos a tostarnos al parque, aunque no sabemos si esta bien o mal, lo único que sabemos es que nadie lo hace y eso resulta de lo más sospechoso.

Pasa algo raro cuando uno está en un lugar extraño, en se momento más que nunca corre lo de “Donde fueres has lo que vieres” para no quedar como un sudaca o dar mala impresión.

Resumiendo se puede decir que si querés tomar sol deberías ir a las playas cercanas (30 Km) y tomar sol en la arena, no en el parque, ya veremos... Mientras tanto, hoy lunes, acá se nubló todo de nuevo y nos preparamos para 10 días más de lluvia, Santiago es Así, ustedes mientras tanto traten de pasar el invierno que parece que viene bastante frío.

Vamos a lo nuestro:

Las misas.

Como leyeron en emilios anteriores sabrán que ya concurrimos a la misa del peregrino la cual nos gustó mucho, lamentablemente no pasó lo mismo con ls misas de los domingos siguientes, primero tuvimos Corpus Christi en la catedral con el arzobispo, todo el mundo estaba ahí pero no fue lindo, demasiado ceremonioso y además medio pesado.

Nos gustan las misas donde todo el mundo canta, donde se vive la comunidad y donde la gente participa, acá en Europa los cantos ya casi no existen y la misa es un trámite.

Viendo esto decidimos ir al fin de semana siguiente a una parroquia que queda cerca del centro, el día estaba horrible, la iglesia no era espectacular y la misa de domingo, la más importante de la semana, duró media hora reloj y fue de las más frías que recuerdo, nos sigue chocando que en el saludo de la paz solo se den las manos y que en la consagración muchos no se pongan de rodillas.

Después de esa misa-trámite, decidimos ir a las clarisas que son monjas de clausura, dijimos “Acá seguro que la misa es más pulenta” pero nos equivocamos, muchas monjas no quedan y debían cantaban bien ... hace 40 años, ahora tienen las voces un poco ajadas y hablan con el coro de la falta de renovación que tienen estas congregaciones. Pero la misa fue de lo mejor que tuvimos hasta ahora ya que algún canto pudimos junar y además el cura era piola.

Por último, hoy lunes, teníamos un tiempo libre y decidimos ir a misa de semana, como no llegábamos al monasterio decidimos parar en San Caetano (Cayetano) ya que terminaron de restaurarla la semana pasada y por que nos queda en el camino. La capilla en si es espectacular, tres altares dos de los cuales son de madera con imágenes que ya vamos a averiguar de quien son y el altar principal que es dorado, muy lindo y muy cálida la iglesia en si; lamentablemente ahí batimos todos los records y asistimos a una misa de 25 minutos donde no había monaguillo y donde el cura leyó todas las lecturas, una lástima.

Pensarán además que la media de asistencia es de 70 años, puede ser, pero de ves en cuando se ve algún muchacho o niña asistiendo pero son pocos y chiquitos no hay, ninguno, nada hasta el punto que se extrañan las misas de Bella Vista donde el bullicio y el ir y venir de bajitos es inagotable y llena de vida el lugar.

Progresamos

Hoy no pusieron el teléfono, volvemos a ser esclavos de Telefónica y su monopolio usufructador, esperamos que rápido llegue el proveedor local con su fibra óptica y podamos cambiar, mientras tanto nuestro número de teléfono es 0034 981 57 67 17 , fácil ¿No?

Acá nos pueden llamar sin miedo siempre que no sean las 11 de la noche de ARG por que acá hay que sumar 5 horas y a las 4 de la mañana no levantamos el tubo.

Como verán estamos disfrutando del verano, de las misas y de los teléfonos, esperamos tener dentro de poco internet de banda ancha y programar alguna sesión de mail.

Saludos Saludos

Comentarios