Las Catedrales de Santiago de Compostela

1° Parte – Desde arriba

Hola amigos y parientes, encontramos una radio buena, por fin música como la gente en España en este momento suena “The House of rising sun” que canta CCR, digna de un western espaghetti. ¿No?

Nos tomamos unos días para escribir este mail por que andamos a full con el laburo, B está trabajando solo los domingos pero X está muy ocupado y como aprovechamos a recorrer resulta que llegamos a cualquier hora a casa y no da para ponerse el teclado y desparramar de nuestro tiempo de pareja en ustedes, aunque siempre es un placer escribirles y recibir de ustedes noticias.

Las Catedrales de Santiago de Compostela

Como les comentamos en otro mail, teníamos pendiente visitar la catedral de Santiago d Compostela para visitarla íntegramente desde arriba hasta abajo pasando por la tumba del Apostol.

Así lo hicimos de la mano de nuestro padre Elisardo y con un grupo de personas de Lugo (Una ciudad de acá cerca) y una pareja muy simpática de Andalucía, todos armados de sus cámaras (menos nosotros) subimos una de las torres hasta el techo de la catedral y ahí empezamos a conocer la historia de nuestra ciudad.

La primer sorpresa es reconocer que el techo de la catedral es de piedra y está hecho para que uno se pasee encima sin problemas y la verdad es que cuando fue hecha las guerras eran muy frecuentes y se necesitaba poder armar una defensa efectiva inclusive y especialmente de los techos de la catedral.

Caminando por el techo vimos casi toda la ciudad, la torre del reloj más en detalle (muy linda) el lugar donde se quemaba la ropa de los peregrinos luego de darles muda nueva y los detalles muy particulares de la construcción. Las primera catedral era un panteón romano del siglo 1 que desaparición hasta que lo encontró un ermitaño y se construyó una iglesia sobre la cual se hizo una más grande y nueva y sobre la cual se hizo la actual, o sea que hay estilos románicos, góticos y barroco uno encima del otro y con un poco de ojo y guía se pueden descubrir todos estos estilos.

Vale la pena saber que muchas de las obras realizadas se financiaron con oro de América (Sin nosotros no saben hacer nada estos europeos) por eso se ven en las últimas torres claras alusiones a la conquista con símbolos casi incaicos y formas de pirámide azteca en dos de las torres menores.
Vimos desde el techo de la catedral casi toda la ciudad vieja y pudimos conocer un poco la historia de cada edificio entre los cuales se peleaban prestigio por el tamaño de la chimenea ¿Cómo? Si, en un lugar donde hace tanto frío uno se distingue de los demás no por tener la casa o palacio más grande o el carruaje más decorado, no, uno se distingue por la calefacción que tiene y esta se muestra afuera abriendo las puertas para que las sienta todo el que pasa (Lo cual no es muy inteligente) o dimensionando la chimenea a la fuente de calor interna y decorándola con todo tipo de arabescos.

Así transcurrieron casi 1 hora y media recorriendo y escuchando al curita hacernos una visita guiada de lujo y enterándonos de muchos pormenores de los personajes de la historia que vive debajo de cada piedra, pero esto recién empezaba, íbamos a caminar por casi 4 horas sin llegar a hacer un recorrido completo pero ahorrándonos unos 15 Euros (Casi 60 pesos) que cuesta una vuelta de este tipo y asegurándonos que con nuestro aerosol fluo verde dejábamos constancia de nuestra visita y nacionalidad en una de estas piedras puesta ahí hace 800 años (Esto última es una mentira ? ) .


Pero estos sastres tienen todavía mucha tela que cortar en este asunto y este mail corre el riesgo de irse de las 6 páginas por eso cortamos acá en la parte de arriba de la catedral y nos vemos en la parte de adentro en nuestro próximo mail

Salu2.

Comentarios