19 de agosto de 2003

Fuimos a Paris de vacaciones

Post sacado de Yahoo Groups
Fecha: Mar Ago 19, 2003 6:06 pm

Hola a todos

Volvemos luego de 10 días de ausencia obligatoria, ya que en Paris no hay locutorios y los ciber salen un ojo de la cara. Si, nos gastamos los ahorros y nos fuimos a Paris a casa de mi prima Agustina y Marido Fred que nos recibieron en la ciudad luz con sus hijas Delfina e Inés (7 meses y dos años y medio).

Les cuento que el viaje de ida fue cansador, para que se den una idea, salimos el lunes 4 a las 11 de la mañana de Santiago y llegamos a Paris a las 11 de la mañana del martes 5 (24 horas en la ruta). El tema es que como no conocíamos la ruta fuimos más despacio e íbamos con la guía Michelín sacada de www.viamichelin.com donde ponés destino y partida y te marca el itinerario. Al final como no queríamos llegar a lo de Agustina a las 3 de la mañana, decidimos parar a descansar y buscar un hotel sobre la ruta. A eso de las 11 de la noche (ya estábamos del lado francés, en Bordeaux) fuimos a un par de hoteles, pero resulta que no había nadie atendiendo y tiene un sistema en el que podés hacer la reserva en un especie de cajero automático pero necesitás tarjeta de crédito la cual no tenemos por que en España con efectivo arreglás todo, de hecho el dinero plástico se usa menos que en Argentina.

En conclusión terminamos parando a la una de la mañana sobre la ruta (al lado de una estación de servicio) en un área de servicio, donde la gente se tira a dormir en el pasto con los autos abiertos, se nota que es normal. Papá se tiró sobre su campera en el pasto y en cuero por el calor que hacía y Mamá e Inés se recostaron adentro del Citroen C3 que alquilamos para el periplo.

Ahí nos quedamos hasta las 4:30 de la mañana que Papá se despertó ya más descansado y seguimos viaje para Paris y llegamos a lo de Agustina a las 11 de la mañana. Agustina vive en un barrio que queda a unos 20 minutos de Paris (Boulogne) y que nos encantó por lo lindo y por que es re tranquilo.

El tipo de gente con la que te cruzás en Paris podrían ser porteños tranquilamente por el aspecto físico. No encontramos muchas francecitas blancuchas y espigadas como nos imaginábamos, más bien la gente se parecía a las paquetudas de Barrio Norte, lo cual nos llamó muchísimo la atención porque yo hace meses que solo cruzamos gallegos que les aseguro son bien diferentes.

Los otros tres días que estuvimos en Paris (miércoles, jueves y viernes) salimos todos los días a recorrer por el centro. Esos días no bajaron de 40° y éramos un pegote los tres. Mamá se venía relamiendo el veranito de Paris para poder estrenar la ropa de verano de Inecita (Que en Galicia es inutil) y resulta que Macro Inés (como la bautizó la bisabuela Elizabeth) se la pasó casi los 10 días paseando en pañales, porque no daba ni para ponerle un enterito de musculosa, ni siquiera a la noche.

Hicimos un paseo por arriba del Paris turístico, vimos todo el centro, el Louvre y la islita donde esta Notre Dame, el museo de la Edad Media (por que ya cerraba y nos dejaban pasar gratarola), el Arco de Triunfo y el Bv. Asuman (muy lindo), la plaza de la concorde, etc. Fue como una revisión por arriba de todas las bellezas turísticas de una de la ciudades más visitadas en el mundo.

Nos movíamos en bondi (lindo para conocer) y en Metro (más rápido) y recorríamos todo como imaginándonos viviendo en Paris y la verdad que no parece algo distante ya que el idioma no es problema (para Papá) y la ciudad es muy linda.

La gordita se portó increíblemente bien a pesar del calor que hacía. Agustina nos regaló una especie de rociador que se carga con agua para refrescar al brotecito que durante los paseos transpiraba en minutos es agua que tomaba en su meme (biberón, mamadera).

Pasados los primeros días en Paris nos fuimos a Tours, una ciudad que queda a unos 200Km de Paris en la cual Fred y Agustina nos alojaban unos días, en el campo en una casa espectacular en la cual nos pasamos todo el día entre la cocina y la pileta (comida y dolce far niente). Fueron días de mucho sol, pileta, badminton y asaditos todas las noches, porque Fred es fanático de los asados (le encanta prepararlos).

Para completar visitamos el castillo de Chenonceau que es una masa de lindo, disfrutamos mucho ese paseo, de sus jardines y de todos los idiomas que escuchamos.

Llegamos a Santiago el jueves pasado a las 11, después de 14 horas de viaje (salimos a las 9 de la mañana allá) y parando sólo tres veces para cargar nafta y aprovechar a hacer pipí. El viaje de vuelta, aunque fue largo, fue bueno porque la gorda se portó espectacular, salvo las últimas dos horas que ya estaba re podrida y lo único que la calmaba era estar prendida a la Mamá.

Este es el resumen de nuestro "toco y me voy" en Francia, costo pero valió la pena y si alguno tiene que elegir el día de mañana entre Francia o Galicia, le recomendamos que se incline por la segunda opción.

Obviamente encontrareis un resumen de fotos en ? http://ar.photos.groups.yahoo.com/group/pincemin1/

Inés María, Bárbara y Javier M Pincemin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...