El matrimoño

Una apostilla graciosa acerca del malentendido en el matrimonio.
"Una mujer se casa con un hombre con la esperanza de que cambie, pero el hombre no cambia"
"Un hombre se casa con una mujer con la esperanza de que nunca cambie, pero la mujer cambia"

¿Simpático no? Pero las cosas no son tan así, el matrimonio es sacramento y con la ayuda de Dios, camino a la santidad, por eso los dos tienen que crecer y madurar individualmente y como esposos.

Un beso para Bárbara

Comentarios