Instalados

Ya llegamos, el día de la patria (25 de Mayo) llegamos a eso de las 6 de la mañana a Sunchales, Inés, Bárbara, Junior en su cuna amniótica y Yo, fuimos derecho a nuestra casita y visto como estaba el día (lluvioso y húmedo como si fuera Galicia) prendimos el radiador y nos tiramos a completar la noche mal dormida a bordo del rápido San José.

Mal dormida para Bárbara porque tanto Inés como su papá, apenas pudimos acomodarnos en el fondo del colectivo (bondi o autobús), torramos de lo lindo y sin interrupciones.

A eso de las 11 despertamos y empezamos a organizar la casita para darle unos toques de calor y habitabilidad indispensables. Cuando la tarde estaba avanzada salimos de paseo para hacer un reconocimiento del centro y ubicamos ciertos comercios particularmente interesantes. Encontramos un bazar, el banco y la pizzería los cuales tres nos proveyeron de lo importante en esta vida : comida, dinero para comprarla y cubiertos para comerla.

A la noche cuando Inés dormía el sueño de los justos nos sentamos en torno a la mesa con Bárbara para recordar la falta que nos hacía "nuestro lugar" para charlar, comer juntos y tomar unos mates en familia.

Comentarios