La Gracia


El domingo en misa me pasó algo mundial, no pude concentrarme porque tenía atrás mío una señora llena de fervor pero con una voz terriblemente desafinada.
Pocas veces me ha pasado,y eso que lo escuché cantar a Mariano Pele, pero esta vez fue muy fuerte ya que la teníamos justo atrás nuestro, Bárbara fue más inteligente y cantaba con los oidos tapados tipo "We are the world".
No estoy enojado con ella, vive la misa a pleno, pero todavía hoy me la imagino disfrazada de Guillermin cantando por el bosque, es inevitable.

Les cuento que dijo el cura acerca del Evangelio, resulta que la lectura del Domingo era acerca del 11° mandamiento "Amaos los unos a los otros... como yo os he amado", en síntesis podríamos decir que los 10 mandamientos entregados a Moisés eran unas reglas de convivencia en las cuales la medida la ponía el hombre, los tiempos antiguos digamos que eran más laxos.

El problema es que ahora Jesús dijo "Como yo os he amado" y ahí sonamo, la medida del amor de Cristo es TODO, el entregó su vida ¿Qué hacemos nosotros de semejante? Por eso el amor al prójimo toma de golpe otra dimensión que solo es posible para nosotros porque Dios manda la Gracia.

Re groso, hay que estudiar más la Gracia para entender que hace Dios con nuestras vidas.

Comentarios

  1. A mi me paso lo contrario, iba a misa y esta mujer cantaba maravillosamente, lo que me impedia "concentrarme", sentir, o compenetrarme en la misa.
    Y asi sufria mis misas de los domingos, hasta que la gracia de Dios me permitio volver a engancharme en la misa de a poco y mas tarde incluso sentirme privilegiado por tener a esta persona en nuestra comunidad.

    ResponderEliminar
  2. Son cosas que pasan, como dicen por ah�, los dos extremos son malos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario