Poco a Poco

Ayer salimos a pasear un rato antes del partido, compramos barrales para las cortinas y una cortina de baño, porque hasta ahora no teníamos y había que entrar al baño con un secador y en traje de Adán.

Llegamos a casa con el partido empezado y el resultado 2-1, me quería morir, hice tripas corazón y mientras se recalentaba la pizza de Renatto (Muy rica, hagan pedidos al (03493) 421337 empezamos a instalar las cortinas.

Me tengo que comprar un taladro, fue apoteósico, se ve que antes que nosotros alguien instaló unas cortinas semejantes, entonces ya estaban hechos los agujeros (pozos debería decir) con lo cual me las vi ponja para instalar el cortinaje. Para colmo la radio es un poco antigua (vetusta, diría) y cada tanto se me iba el audio de los goles del millo, una desgracia.

En este "clima de nervios" (como decían en lo de MRM) Inés deambulaba con herramientas cortopunzantes en las manos tratando de conectarlas a los enchufes y se dedicaba a poner su sensibles manitos sobre el horno caliente, lo cual le provocaba retos de la mamá y algun "chaz chaz cola" merecido.

Pesamos que esta actitud rebelde se debe a que la gorda extraña un poco a los abuelos del campo, ya se va a ir acostumbrando.

La conclusion es que terminamos los dos fundidos y durmiendo a las 10 de la noche, fue un día completo.

Estoy haciendo contactos para volver al rugby, dentro de poco noticias.

Comentarios