Autodefensa del consumidor II

En respuesta al mail de Autodefensa del Consumidor habíamos quedado en enviar nuestro teléfono, así lo hice y una joven simpática se comunicó con Bárbara ayer por la mañana.

En resumen, saben que el pico es una falacia, admiten su culpa y explican que lo sacaron del mercado, que posiblemente hayamos tenido la mala suerte de caer con una partida de botellas que no fue retirada.

Acto seguido nos pidieron el domicilio, calculo que para una reparación histórica, el problema es que mientras tanto nosotros nos estamos terminando la última botella.

En todo caso, bien por Molinos.

Comentarios