Seguimos con la tos.

Mamá tuvo que llamar al doctor para que me venga a ver a casa porque dice que estaba durmiendo y tosía muy feo, como si no pudiera respirar, eso fue ayer a la siesta.



Vino el toubib en una ambulancia, me puso el oidor de pechos, que Papá llama "estetoscopio", en mi pecho y la tranquilizó a Mamá (creo que vino para eso). Dijo que "...Solo tiene cerrado un poco arriba, no tiene los pulmones tomados, es típico del clima en estos tiempos. Mucha humedad".



Para calmarlo me mandó a nebulizar con 10 gotitas (dosis que habrá que ir bajando) de Corticosteroide Betametasona Celestote, un nombre horrible pero una solución efectiva ya que a la noche, a partir de las 3, dormí sin tos y Mamá descansar sin tener que correr hasta mi cuarto cada vez que oía una tos, le hacía falta ya que llevaba dos días durmiendo mal.



Nota: Papá acota que la historia esa del contenezoide ese le costó $10,8



Pincemin WebLog

Blog Laxague

Comentarios