Salame con flecos

Hay temas que son de actualidad, pero no necesariamente sean importantes, no es lo mismo que los piqueteros se quejen porque no pueden comer que se está haciendo una exposición con esculturas a base de heces humanas (lo que se dice arte escatológico).

Esa distinción la hace todo el mundo salvo cuando se habla de la Iglesia, ahí pareciera que todo es lo mismo, en una misma bolsa entra los curas gays, con el matrimonio homosexual con la salud del Papa y el feminismo, es el pack completo de "Yo le busco un defecto ¿Y vos?".

Esto a veces es molesto, pero yo creo que no hay que perder la calma, hay que informarse (buscando fuentes como la gente) tratar de entender lo que pasa y leer leer leer. Eso si, con la conciencia de que la Iglesia es Santa y Pecadora a la vez y de que nuestros pecados también forman parte de la historia de la Iglesia, o sea que no es cuestión de tomar un mandoble y dárselo de canto al primer incauto que cuestiona la viabilidad de una Iglesia dirigida por un anciano de 84 años (¡Si lo conocieran!).

Este fin de semana justamente reflexionaba acerca de esto y me surgió la siguiente idea, consideramos que la Iglesia atraviesa grandes problemas (siempre fue así) y los católicos andamos como medio escondidos (no vaya a ser que nos digan algo acerca de la homosexualidad) y que a la vez vamos por ahí en la vida diciendo que un tipo resucitó hace 2000 años.

¿Qué es más loco a los ojos del mundo? ¿Que cristo haya resucitado? ¿O que un cura se mande una macana?.

Sin embargo hoy por hoy la primera pregunta no se cuestiona y la segunda es piedra de escándalo y excusa suficiente como para tratar a la Iglesia como si fuera... Una escultura de m...

Con testimonio y santidad deberiamos llevar la atención a lo que realmente importa. ¿No?

PD: Lo de salame con flecos siempre lo decía el tipo que nos llevaba en un citroën 3CV al jardín de infantes, siempre quise ponerlo en un título.

Comentarios