Cambió el viento

Anoche, después de 15 días de sol, cambió el viento y llegó la tormenta.

Veníamos de unos días impresionantes, de hecho el aire acondicionado del laburo no paraba de funcionar desde mediados de Agosto, sol, sol y más sol como para decir que la vida no es tan injusta y que después de dos años viendo agua y criando escamas en Galicia íbamos a poder disfrutar un invierno/verano reparador.

El Sabado digamos que este panorama idílico se quebro ya que se levantó un viento norte seco que duró toda el día y casi cancela el asado con una familia amiga. Llegó un momento en que salí a pesar del calor porque no guantaba estar encerrado, ni tengo que contarles que Bárbara e Inés estuvieron todo el día enclaustradas.

De todos modos el agua de anoche viene muy bien para los arboles que venían bastante secos y perdían sus hojas por la falta de agua. También le viene bien a las hortensias y malvones que plantamos. También así se remedia el panorama desolador que presentaban los campos de la zona.

Mientras tanto nuestro corresponsal de Galicia nos dice que allá llovió todo el mes de Agosto (no podía ser de otra manera).

Comentarios