6 de abril de 2005

Los increibles

Síndrome

El otro día, mientras trataba de pasar mi semana de soltería, fui a ver a "Los Increibles", una película de la cual me gustaba el comentario que habían hecho por ahí.
Y la verdad es que lo que llama la atención es que la familia descripta es una familia como las de antes, con problemas, con historias propias y no forzadas como suelen ser las de los Simpson (Donde el personaje condiciona la acción y viceversa), una familia como las que se encuentran por ahí. Un hijo preadolescente hiperactivo, una hija definitivamente adolescente con todo lo que significa, una madre de las de siempre, que lucha por mantener en pié su familia (que para ella es más importante que cualquier cosa) y que ¡no trabaja!, por último un padre con un trabajo agotador y poco estimulante. En definitiva una familia como las que hay acá a dos cuadras.
Además me gustó mucho la personificación de Síndrome, un villano que no tiene poderes y que enprende una campaña justiciera de características únicas. La misma tiene el único defecto de requerir que no haya superhéroes, lo cual no es del agrado de Los Increibles, pero no deja de ser genial como personaje.
Como siempre, lo fui a ver al único cine de Sunchales, en una función nocturna llena de críos que corrían ida y vuelta al kiosco (durante la película también) y que cuando se apagaron las luces prorumpieron en alaridos agudos e histéricos, una costumbre extraña, resultado de la total ausencia de adultos.
Se preguntarán donde están los adultos un miercoles a las 21:30 mientras sus hijos van al cine, entonces me toca contarles que los señores padres están por ahí tomando algo o pasando un rato tranquilo en casa mientras los pequeños demonios rompen tímpanos en el cine y gastan unos pesos en golosinas. Ventajas de educar a tus hijos en una pequeña ciudad del interior.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...