De nuevo contra los blogs

Mi padrino (Pbro José María Pincemin) comparte una visión y una lucha muy particular que tiene la capacidad de interpelarnos a aquellos que estamos muy cómodos con nuestra "quintita".
Siempre que tenemos dos segundos para hablar se encarga de recordarme que estos son tiempos de tribulación para la Iglesia y que como católicos tenemos que tener los... las agallas para ponernos los pantalones y dejar de ser tibios (por que a estos "los vomitaré de mi boca"). No solo plantea el camino de la Santidad como respuesta sino que dice que hay que dar la cara en la sociedad, la política y la empresa. No puedo estar más de acuerdo y parece que nuestro Papa, también.
"Este es precisamente el mensaje siempre actual del beato von Galen: la fe no puede reducirse a un sentimiento privado, que se esconde quizá cuando se convierte en algo incómodo, sino que implica la coherencia y el testimonio en el ámbito público a favor del hombre, de la justicia, de la verdad".
Otro punto que destaca es que actualmente la educación y la cultura son ninguneadas, y que eso es la sentencia de muerte para valores que siempre fueron incuestionables (valor, honor, respeto, caballerosidad, etc.) y que hacen al espíritu cristiano de nuestra sociedad y nuestro timepo.
Hoy por hoy no tienen valor el esfuerzo y la entrega, nadie lee si el texto supera las 30 líneas y la profundidad del pensamiento muere frente al absolutismo de la opinión.
Pensaba en esto y en el formato del blog, ¿Hasta que punto el formato de este medio y nuestras limitaciones ayudan a esa ceguera intelectual?.

Comentarios

  1. No s�... me parece que puede ser muy bueno -y en algunos blog creo que lo logran-, con art�culos cortitos dar temas que animen a la reflexi�n y el pensar "hondo".
    Tal vez sea, sobre todo, "crear un clima". Para m� fue una grat�sima sorpresa encontrar -en el �mbito que entr�, uno elije- profundidad, cultura, e incluso capacidad de exponerse.

    ResponderEliminar
  2. Si es por la cantidad de palabras, a veces tambi�n pocas es mejor que muchas. No es bueno pedirle al blog lo que el blog no es. Y claro, tampoco es bueno que todo sea el blog.

    ResponderEliminar
  3. Me guardo la frase "No es bueno pedirle al blog lo que el blog no es. Y claro, tampoco es bueno que todo sea el blog."

    ResponderEliminar

Publicar un comentario