Día de la Inmaculada en Sunchales

Fue un día tranquilo con calor y actividades mundanas.
A la mañana fuimos todo el grupo familiar a misa de 10:30 (con confesión :-D ). Santi ya está un poco mejor de sus múltiples dolencias (virus + angina + conjuntivitis) e Inés esperaba con ansias el asado en compañía de mis compañeros de trabajo. Fue una tarde agradable entre asado de la mejor carne argentina y fulbito. A la tarde nos volvimos a casa y todo el grupo familiar se dedicó a la siesta (hasta las 7 de la tarde ¡¡¡) mientras yo miraba una película y oteaba de vez en cuando el horizonte en busca de la esperada tromenta que me aliviara de la responsabilidad de regar el jardín (debe ser el mejor ejemplo de ocio metereológico).
A la noche, estas manos expertas cocinaron un pollo a la cacerola (con básico arroz) y hubo tiempo para armar el pesebre en un lugar alejado de las extremidades de la prole, que entiende muy bien el mensaje de ¡No toquen! pero que no siempre lo pone en práctica. Siguiendo el ejemplo de Finitud, pondré fotos en breve.
A la noche, para cerrar como Dios manda, rosario y un poco de lectura agradeciendo a la Virgen su presencia y su ayuda. Gracias a la Confesión y el perdón, que traen la calma a la desazón y el escrúpulo.
Saco de Sangre Azul - Lotrágico cotidiano y lo cómico infrecuente un corolario...
Por esto fue necesario que la divina Caridad proveyese a dejarles un bautismo continuo de la Sangre. Este bautismo se recibe con la contrición del corazón y con la santa confesión, hecha, cuando tienen posibilidad de ello, a los pies de mis ministros, que tienen la llave de la Sangre.
de paso los insto a recorrer Lo Trágico, que se viene luciendo con sus morceaux choisis.

Comentarios