Opción preferencial por los...

Documento de Puebla - Capítulo I
Opción prefrencial por los pobres
1.1. De Medellín a Puebla
1134. Volvemos a tomar, con renovada esperanza en la fuerza vivificante del Espíritu, la posición de la II Conferencia General que hizo una clara y profética opción preferencial y solidaria por los pobres, no obstante las desviaciones e interpretaciones con que algunos desvirtuaron el espíritu de Medellín, el desconocimiento y aun la hostilidad de otros (296). Afirmamos la necesidad de conversión de toda la Iglesia para una opción preferencial por los pobres, con miras a su liberación integral.

Cosas de política social que a veces habría que revisar ¿No? No hablo de lo Evangélico del asunto, sino de las implicacias de hacer esta Opción preferencial por algo como hacen las empresas con su marketing, donde una palabra representa la política de la misma.
Si las cosas fueran tan así (no entiendo de estas cosas), encontces me parece que la Iglesia debería hacer una Opción preferencial por la Familia, de donde surgen los valores cristianos, las vocaciones, la contención, etc. ¿No les parece?

Comentarios

  1. "Como ya he indicado antes, el amor por los pobres ha de ser preferencial, pero no excluyente. El haber descuidado ?como se�alaron los Padres sinodales? la atenci�n pastoral de los ambientes dirigentes de la sociedad, con el consiguiente alejamiento de la Iglesia de no pocos de ellos, (251) se debe, en parte, a un planteamiento del cuidado pastoral de los pobres con un cierto exclusivismo. Los da�os derivados de la difusi�n del secularismo en dichos ambientes, tanto pol�ticos, como econ�micos, sindicales, militares, sociales o culturales, muestran la urgencia de una evangelizaci�n de los mismos, la cual debe ser alentada y guiada por los Pastores, llamados por Dios para atender a todos. Es necesario evangelizar a los dirigentes, hombres y mujeres, con renovado ardor y nuevos m�todos, insistiendo principalmente en la formaci�n de sus conciencias mediante la doctrina social de la Iglesia. Esta formaci�n ser� el mejor ant�doto frente a tantos casos de incoherencia y, a veces, de corrupci�n que afectan a las estructuras sociopol�ticas. Por el contrario, si se descuida esta evangelizaci�n de los dirigentes, no debe sorprender que muchos de ellos sigan criterios ajenos al Evangelio y, a veces, abiertamente contrarios a �l. A pesar de todo, y en claro contraste con quienes carecen de una mentalidad cristiana, hay que reconocer � los intentos de no pocos [...] dirigentes por construir una sociedad justa y solidaria �. (252)" --Juan Pablo II, Ecclesia in America, n. 67 parr. 3. (22/01/1999)

    ResponderEliminar
  2. Si, entiendo lo de "preferencial", pero estar�a bueno que sea as� de preferencial pero por la familia.
    (Como hizo Jesus, por ejemplo)

    ResponderEliminar
  3. La opci�n preferencial por el pobre de la Iglesia no es lo mismo que la pol�tica de marketing de una empresa, �ni debe serlo!.
    Poniendo por ejemplo la m�sma familia, es la opci�n que -muchas veces- hacen los padres por el hijo m�s d�bil, por el m�s necesitado de cuidados. Es la par�bola del hijo pr�digo, la del buen samaritano. Es el mismo Dios, que hizo opci�n por nuestra pobreza y miseria, y no dud� en "empobrecerse" �l, haci�ndose uno de nosotros, para enriquecernos a los hombres...
    Por supuesto que no es excluyente. Adem�s, porque, en realidad, todos y cada uno tenemos nuestras pobrezas.
    Y tambi�n creo que la Iglesia, en este momento -�por qu� no, en esta precisa opci�n "preferencial" por el pobre?-, debe preferir la familia que est� realmente vapuleada, empobrecida, tantas veces

    ResponderEliminar
  4. �ven? Hna Josefina escribe e interpreta mejor lo que yo trataba de decir...

    ResponderEliminar
  5. Lo que irrita a veces es "que te masajea" la cara con los poooobbbbrrrressss de medios econ�micos y se olvidan de la peor pobreza que es la ignorancia, entre otras, de la fe, y por dar lo material, muchas veces no se acompa�a de una entrega de valores, de catequesis, que es lo que diferencia a la Iglesia de una ONG.

    Lo de una opci�n preferencial por la familia es muy urgente y creo que en la Iglesia la hay, aunque no haya un documento que la llame as�.

    Juan Pablo II fue un campe�n de la familia y de la vida --otra opci�n preferencial, creo yo, urgent�sima-- y en definitiva, como dice Josefina, hay muchos tipos de pobreza.

    Demasiados, por las ideas reinantes cuando fue lo de Puebla, se quedaron s�lo con material, pero jam�s ha sido una opci�n ni exclusiva ni excluyente. Dios no hace discriminaci�n de personas: tampoco con los ricos que muchas veces pueden ser unas ovejas muy perdidas. M�s que los pobres.

    ResponderEliminar
  6. La man�a que ha entrado dentro del ambiente cat�lico por la defensa de la familia. No la entiendo. Procuro leer el evangelio y no encuentro una man�a tal de Jes�s por defender la familia, y si que habla de los pobres, y no s�lo habla de los pobres si no que se mezcla con ellos, lucha por curarles, se acerca a ellos. Y los pobres no s�lo materiales, efectivamente, si no las nuevas pobrezas sociales, los marginados, los apartados.
    Jes�s se acerc� a los discriminados por el sistema social y la Iglesia Jerarqu�a (que no la Iglesia uni�n de todos los cristianos) lo �nico que hace es crear nuevos marginados sociales: homosexuales, divorciados...

    Por favor que alguien me diga donde defiende Jes�s a la familia que yo les puedo decir donde habla Jes�s de los pobres.

    Si los cristianos somos fieles imitadores de Cristo... �no debemos juntarnos con los pobres y marginados?.

    ResponderEliminar
  7. Jes�s no defendi� notablemente a la familia porque seguramente no hac�a falta como hace falta ahora. Y no habl� de pol�tica, porque su problema era religioso, y muy grande por cierto. Pero usa permanentemente la imagen del "Reino", del banquete del "Rey", compara a Dios con un "Juez", usa la imagen de los "s�bditos" (tanto buenos como malos), y "del ej�rcito de Dios". La idea de familia jud�a era muy fuerte y rica. Pero antes que de palabra, defendi� a la familia Dios poniendo un padre al Ni�o, que sin embargo para concebir no hizo falta, y sujetanto al Ni�o a sus padres, siendo que no le hac�a falta porque era Dios. El hombre m�s justo de la historia vivi� en una familia all right, y siendo que no la necesecitaba porque era Dios. Y si dicen que la necesitaba, pues m�s claro a�n: la necesitaba porque as� es lo m�s perfecto, o lo m�s natural si quieren. Dios habl� de la familia con el ejemplo de la Sagrada Familia. Y si vamos al Evangelio, Jesucristo habl� del matrimonio muy claramente y prohibi� terminantemente romper esa uni�n sagrada, y el matrimonio es la base de la familia. Habl� de las cosas supremas su Reino usando im�genes familiares: las "bodas" del cordero, el "Esposo", la relaci�n con el "Padre" del cielo, "hijo ah� tienes a tu Madre", si ustedes que son malos dan cosas buenas a sus "hijos", la sublime par�bola del "Hijo" Pr�digo, o del Amor del "Padre", "mi madre y mis hermanos", "El que quiere m�s a su padre o a su madre..." (si bien parece negativo, est� diciendo que despu�s del amor a �l, viene el amor a los padres), �l se llama a s� mismo "Hijo" y llama a Dios "Padre", la Iglesia es "Madre", y la Virgen es nuestra "Madre" por mandato suyo, y �l es el "esposo" de la Iglesia, y nosotros somos "hermanos", y el nos llam� "hijitos".
    �Qu� clase de fan�tico de la familia utiliza permanentemente y hasta el cansancio todas im�genes familiares, pudiendo usar otras, para describir con claridad lo m�s importante que tiene para decir en la vida? Destruyan la familia y destruyen la pr�dica de Jesucristo.

    Evidentemente Jesucristo era un amante de la familia.

    martin_busca@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar
  8. Pedro, adem�s de lo que incluy Mart�n con bastante acierto, est� la realidad de que las familias le pedimos a la Iglesia una atenci�n especial, porque estamos en crisis �Lo necesitamos!.

    No entiendo tu p�rrafo "Jes�s se acerc� a los discriminados por el sistema social y la Iglesia Jerarqu�a (que no la Iglesia uni�n de todos los cristianos) lo �nico que hace es crear nuevos marginados sociales: homosexuales, divorciados..." aunque creo entender adonde va

    ResponderEliminar
  9. Hay muchas cosas en la Escritura que est�n impl�citas. Un ejemplo no m�s es el momento de algunos sacramentos en que ni se les llama as� ni se les pone un nombre, pero fueron institu�dos por Cristo y est�n como de pasada, como son la unci�n de los enfermos, la penitencia, y el mismo matrimonio en Can�, o sea del comienzo de una familia al que asistieron nada menos que Jes�s y su madre Santa Mar�a.

    Si de las preocupaciones o actuaciones de Cristo se trata por hablarse en muchos pasajes se podr�a conclu�r que debieramos hacer una opci�n preferencial por el asunto del respeto al descanso s�bado, motivo de muchos p�rrafos evang�licos �no?

    Respecto a los "nuevos marginados" que har�a la Iglesia Jer�rquica es un asunto sacado de su centro, nada que ver, eso S� que est� claro en la Escritura. Basta leer a San Pablo en la carta a los Galatas (5,19-21) "Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicaci�n, impureza, libertinaje,
    idolatr�a, hechicer�a, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones,envidias, embriagueces, org�as y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredar�n el Reino de Dios"
    y hay enumeraciones sobre la homosexualidad en otras partes que no tengo a la mano pero podr�a buscar y es bien expl�cito, y NO ES ALGO DE AHORA NI DE LA JERARQU�A, eso est� palmariamente claro.

    ResponderEliminar
  10. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  11. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario