10 de agosto de 2006

Oficina de quejas

Del mismo libro un poco más abajo....
Quand vous penserez que Dieu vous abandonne, allez vous plaindre à sa Mère sur cette montagne.
Para los anafrancófonos: " cuando piense que Dios lo abandona, vaya a quejarse con su madre en esa montaña", hablando de la Salette; pero que bien podría aplicarse a cualquier otra montaña o lugar donde la Madre de Dios se haya hecho especialmente presente.

Es bueno saber que uno cuenta con una oficina de Quejas.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...