Oficina de quejas

Del mismo libro un poco más abajo....
Quand vous penserez que Dieu vous abandonne, allez vous plaindre à sa Mère sur cette montagne.
Para los anafrancófonos: " cuando piense que Dios lo abandona, vaya a quejarse con su madre en esa montaña", hablando de la Salette; pero que bien podría aplicarse a cualquier otra montaña o lugar donde la Madre de Dios se haya hecho especialmente presente.

Es bueno saber que uno cuenta con una oficina de Quejas.

Comentarios

  1. Que bueno que alguien se acuerde de la Salette.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encántó lo de la oficina de quejas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...