23 de agosto de 2006

Pruebén

Hay una canción de misa que mal cantada se transforma de insípida en espantosa (sin incluir en la apreciación los beneficios que puede aportar y "la fe de tu Iglesia" al cantarla).
Se trata de una adaptación del Salmo 33, aunque me cuesta descubrir donde y de que manera. Dice mas o menos así :

Prueben qué bueno es el Señor,
hagan la prueba y véanlo,
dichoso aquel que busca en El refugio.

(entera se encuentra en este lugar)

Este fin de semana la escuché y me taladró los tímpanos sobre todo en el "Prueben", que debido a la entonación y el ritmo trepidante de las guitarras se transforma en "PruebÉn"...
El drama es que después recordé haberla cantado con entusiasmo en otras oportunidades y me descubrí recordando aquellos momentos, bastante perplejo ante la inconsistencia del gusto por las cosas espirituales, o estéticas.

No se, hubiese preferido un buen Christus Vincit.

7 comentarios:

  1. Habria que analizar si los "buenos tiempos" son aquellos en que te gustaba o estos en los que te causa rechazo...

    No todo lo que avanza, avanza (en sentido temporal hablo)...

    ,:)

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces el "veanlo", se transforma en "veanlon". Algunos curas* parecen olvidar la importancia de la belleza en la liturgia.

    ---
    * Muchos laicos tambien. Pero que lo hagan los laicos no me preocupa.

    ResponderEliminar
  3. Cuando era chico pensaba que había que ir a buscar algo a un refugio: "dichoso aquel que busca en el refugio".

    ResponderEliminar
  4. Tenés razón Rome, esa es la pregunta que queda en el aire...

    ResponderEliminar
  5. Bueno, ni hablar del "vine a lavar a Dios" (con todo respeto).

    ResponderEliminar
  6. Ahí está, el Domingo se repitió la historia, prometo que hice mi mejor esfuerzo para evitar escuchar el énfasis sonoro de los dos pasajes destacados.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...