El peor castigo…

Peor castigo que ser torturado y encerrado de por vida, peor castigo que ser exiliado y expuesto a pública vergüenza, pero castigo que ser separado de tu familia, de tus hijos, peor castigo que la soledad y el olvido, peor castigo que una vida de sufrimientos es la falta de esperanza en la Salvación.

Por eso, así dice el Señor: Voy a hacer que desaparezcas de la faz de la tierra. Puesto que has incitado a la rebelión contra el Señor, este mismo año morirás.
En efecto, el profeta Jananías murió en el mes séptimo de ese mismo año.

Jeremías Capítulo 28


Terrible ¿No?

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...