23 de octubre de 2006

El peor castigo…

Peor castigo que ser torturado y encerrado de por vida, peor castigo que ser exiliado y expuesto a pública vergüenza, pero castigo que ser separado de tu familia, de tus hijos, peor castigo que la soledad y el olvido, peor castigo que una vida de sufrimientos es la falta de esperanza en la Salvación.

Por eso, así dice el Señor: Voy a hacer que desaparezcas de la faz de la tierra. Puesto que has incitado a la rebelión contra el Señor, este mismo año morirás.
En efecto, el profeta Jananías murió en el mes séptimo de ese mismo año.

Jeremías Capítulo 28


Terrible ¿No?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...