20 de octubre de 2006

El rito del mate

Me lo pasó Cristián, en un powerpoint. Como en mi idioma powerpoint y mail no deben ir juntos (es menospreciar a los dos) hago una síntesis en este post de esta linda imágen y textos de autor desconocido.

Photobucket - Video and Image Hosting

Vos sabés de que hablo…
Una simple infusión, con un sabor inconfundible, que, incluso, si uno lo degusta seriamente, encuentra que no es rico. Tampoco feo: es sólo mate.
Pero aquí el quid del asunto. Hacete el distraído, te develará una gran verdad: el sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores:

Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena; la charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar: vos hablás que yo tomo y viceversa.
Es la sinceridad para decir bien; basta, cambiá la yerba!
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, está caliente, no?
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación, ya sea la alfombra de tela o de pasto.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir gracias, al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca, leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir un mate que, querido amigo, ahora vos sabés, no es sólo un mate...

¿Cuándo tomamos unos mates?


No es que me gusten este tipo de diatribas, pero lo hago por mi cuñado que se molestó en enviarlo y para hacerle honor al correo electrónico y al menospreciado PowerPoint (¿Qué le pasa a la gente con las presentaciones? ¿No ven que es mejor usar un html cualquiera?). Además resulta que no todo está tan mal en este caso.

1 comentario:

  1. Muuyyyy bueno... habria q publicarlo mas seguido..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...