5 de octubre de 2006

Multiplicidad de caracteres

Photobucket - Video and Image HostingAsí como en la familia cada uno tiene su rol, en la Iglesia hay multiplicidad de caracteres y vocaciones.
No quita el compromiso, ni las faltas, ni los errores y su corrección.
¿Qué tan dificil de entender o ver es esto?
¿De que manera esos errores y manchas son o no son de la propia Iglesia?

6 comentarios:

  1. A ver, a ver, ¿cómo es eso? Je ne comprends pas.

    ResponderEliminar
  2. Quiero entender si es indefectible que en asuntos como la pedofilia o la división la Iglesia en si sea catalogada como corrupta.

    Yo ya tengo mi idea formada, pero muchas personas suelen tomar medidas o posturas en base a los desvíos y errores. Y toman estas situaciones como individualidades que fundamentan la realidad.

    Creo que tiré la pregunta al aire para ver que pasa, o que nos pasa por la cabeza.

    ResponderEliminar
  3. Yo entiendo que es doloroso cuando entra toda la Iglesia en una misma bolsa cuando acontecen este tipo de escándalos (y también los otros, los que no son llamativos porque no son morbosos, pero son tan dañinos: las faltas de caridad, la competencia, la lucha por el poder)... pero creo que es también como el otro lado del a comunión de los santos: el pecado del otro repercute también en mí, y en el cuerpo de la Iglesia. El rostro de la Iglesia se opaca cuando se dan estas cosas... da para seguir pensando, tiro esta punta a ver si va por ahí la reflexión.

    ResponderEliminar
  4. Planteado así está bárbaro, el tema es que quienes tienen caracteres y vocaciones llamémosle pro activas, de integración de la comunidad y transmisión de la palabra del señor de barba, por lo general (o siempre) "deben" obedecer a los jerarcas de la institución que defienden una iglesia elitista... y cuando se dice algo que molesta (porque es verdad, claro, aunque no sea políticamente correcto) se lo raja. Hay más de un caso, pero citemos al padre Tony de San Francisco por ejemplo...
    Mi opinión es que esto, junto a la falta de autocrítica y adaptación a los tiempos actuales, hacen de la iglesia algo amorfo por momentos, y muy contradictorio, demasiado para mi gusto, y al punto de ser hipócrita.
    Ah... y ya voy a hablar de vos en mi blog... paciencia que recién nos conocemos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Para mí es claro que la Iglesia es santa y pecadora. Las dos cosas. Y no creo que quiera decir que unos sean los santos y otros los pecadores... me parece que no nos equivocamos tratando de reconocer, asumir, y también pedir perdón, por nuestras fallas, errores y pecados; y, también, no basándonos en nuestra bondad, sino el la Bondad de Dios, reconocer las maravillas que Él hace en nosotros.
    Jesús dijo: Yo no vine a salvar a los justos sino a los pecadores. Y yo me siento salvada, o sea que soy pecadora. Por ahí no con los pecados que salen en los diarios, pero al fin con pecado igual.
    Y por otro lado, me impresiona que, a veces -por tener tal vez este miedo a sentirnos pecadores- no nos animamos a reconocer en nosotros pecados que con tranquilidad adjudicamos a los otros, y esto es una pena.
    Pero por otro lado (otro lado más) creo que, no porque una persona diga mentiras ES un mentiroso; ni hay que decirle a un chico, porque hace cosas malas, que ES MALO. Por eso, me parece que -más que decir que la Iglesia es corrupta- por ejemplo, podríamos decir que en la Iglesia hay corrupción.
    Es medular a nuestro ser cristianos, aceptar esto con sencillez. Pecadores tratando de caminar hacia la santidad, con la Gracia de Dios que nunca falta... ¡Y sobre todo con Su perdón, cuando caemos, para poder volver a empezar!
    (Personalmente, me da mucha vergüenza, cuando algunas personas nos dicen -porque lo creen- que los religiosos somos más santos o buenos que los laicos... Creo que lo que es verdad, es que hemos hecho 'profesión', público, que queremos consagrar nuestra vida a Dios. Pero no mucho más que ello. Después la vida tenemos que vivirla, como todos, asumiendo nuestra caídas y agradeciendo nuestras levantadas.)

    ResponderEliminar
  6. ¡Me olvidaba de lo principal!
    !Me encantó la nueva foto familiar, o no sé cómo llamarla, del encabezamiento! ¡Bravo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...