31 de enero de 2007

Del falso penitente en L'Espresso

Lo primero es informarse...
Lo segundo es considerar que es lo realmente importante del asunto. No leí la nota (no me interesa) y es probable que el periodista se halla encontrado con absoluciones y consejos escandalosos o contrarios al sentido común y al Magisterio.

Sin embargo el punto es otro.

Lo realmente grave del asunto es el hecho de que los sacramentos requieren de un ministro (con sus fallas) que los oficie, pero son principalmente un camino de la Gracia de Dios y por lo tanto sagrados. Obviamente la prensa, o alguien que no esté al tanto de esto lo va a considerar como un comentario pueril, pero para nosotros si es muy importante y es lo que le da tenor de sacrilegio, más allá del escándalo, del insulto que puede haber en la "investigación" o del buen nombre de los sacerdotes involucrados.

Tiene que ser un motivo de tristeza, oración y reparación, así como hay otras cosas en la Iglesia que justifican alegría, oración y agradecimiento. Por ejemplo, una buena confesión.

3 comentarios:

  1. Para este tipo de salames viene bien una buena y santa piña en el hocico. Irrespetuosos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Es una muestra más de la pérdida del sentido de lo sagrado. Y de la falta de respeto general hacia lo religioso (recordar el caso de las caricaturas sobre Mahoma en Dinamarca). Moro: estas cuestiones no se arreglan a las trompadas aunque sean "santas". Jesús enseñó a ser "mansos y humildes" de corazón. En una oportunidad,ingresé a un blog de un personaje público medianamente conocido, de ideas socialistas, quien ilustrando uno de sus artículos, había colocado una foto trucada burlándose de unos cuantos Obispos argentinos. Dejé mi comentario haciéndole notar lo equivocado de esa foto burlona, que hería los sentimientos católicos. Al día siguiente, la foto fue reemplazada por otra, disculpándose muy correctamente y defendiendo el cambio frente a otros comentarios que lo cuestionaban. De manera que, defendiendo lo nuestro con respeto y argumentos (que los tenemos), se pueden obtener buenos resultados. Proceder así no es, acaso, una muestra de amor al prójimo?

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón amigo, suelo ser impulsivo, pero sin embargo tengo mis dudas. A veces hace falta un buen zopapo, sin dejar de hacerlo con amor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...