10 de enero de 2007

Diálogo sin Internet

Estaba viendo el intrcambio de discusión en el post de TL y en general las discusiones en Rome y en tantos foros que andan por ahí cuando se habla de los temas que realmente importan y pensaba que hubiera pasado años ha, cuando todavía no había sitios como los blogs y menos aún comentarios.

Creo que aprendimos mucho a la hora de derribar barreras del lenguaje y perdimos otro tanto en el de construir unas nuevas. Derribamos las paredes de la falta de referencias y documentos, aunque a veces haya lagunas o autores notables no tan "digitales" como uno quisiera. Hoy, los fundamentos de los argumentos tienen acceso a la mayor biblioteca que el hombre haya creado, esto es impresionante y realmente me parece que ayuda a la hora de participar de una conversación con madurez (un poco en referencia con lo que decíamos hace unos días).

La pared que incorporamos está en la limitación del teclado y el smiley, lamentablemente no alcanzan para construir (como diría Rome) sino que sirven más para destruir (¡Joder tío, que te estás cargando la analogía¡). La mayoría de los desacuerdos surgen de un mal uso del teclado que se hubiesen solucionado hablando cara a cara, o que por lo menos no hubiesen llevado el agua al río. Si a esta limitación se le suma el anonimato, entonces le dinner est servi!.

Estamos aprendiendo.... las dos cosas. ¡Adelante!

4 comentarios:

  1. Yo soy uno de los convencidos que la virtualidad DEBE tener sus límites, aparte de los que naturalmente exhibe. Creo que, tarde o temprano, dependiendo, obviamente, de las ganas, las posibilidades, y de si se ha venido manteniendo un diálogo honesto e importante, uno debe dar la cara en algún momento.
    En lo personal, siempre valió la pena conocer a otro blogger, así esté en la vereda de en frente en cuanto a ideologías o maneras de vivir la vida.
    Puedo asegurar que, en lo posterior, se eliminan algunos de los problemas que tan certeramente señalaste

    ResponderEliminar
  2. Un tipo que se esmere en las buenas discusiones, y mientras no las pueda hacer personales sino sólo digitales (pero no de los dedos), obtendrá un beneficio: aprender a escribir bien a fuerza de malos entendidos. Aprovechemos esta oportunidad.

    ResponderEliminar
  3. No vale, justo se prendieron ustedes dos que a mi entender (y por lo que los he leido) son comentadores moderados y cuerdos.

    :-)

    ResponderEliminar
  4. asdfkljh asñoeifu powifu aweof

    Que en mi teclado quiere decir: Vayanse a la miercoles!!! Los voy a quemar a todos en la hoguera junto con sus libros heréticos y cismáticos!!.
    Je je je je
    No, era un chiste, no se asusten, sigan leyendo nomás, que hace bien.

    Totalmente de acuerdo con Xav, hay que hacer un esfuerzo para no herir a nadie en estas discusiones. Sólo que a veces muchos se asustan y ven en la palabras del otro un ataque personal. ¡Hay que dejar el orgullo afuera del teclado!. Y jamás pensar que lo dicho por quien está en las antípodas es un ataque personal y maligno.
    Pero a veces pasa, y efectivamente se trata de un ataque personal y dañino. Oídos sordos. Seguir con lo que uno piensa que es la verdad es la solución. Escribir con caridad, tratando de no herir, e insistir y confrontar. Las heridas son a veces inevitables (sobre todo en estos temas fundamentales, en lo que uno tiene tomada una postura de vida) y entra a jugar entonces la personalidad de cada uno.
    Somos medio discutidores pero a mí, discutir con todo tipo de gente me forzó a no ser vago, y leer un poco más para fundamentar mis ideas. Y ¡Oh sorpresa!, alguna que otra vez me tocó decubrir que estaba equivocado. Claro que tambén a veces descubrí que tenía razón.
    Un abrazo tecladezco, y espero todavía Xav, que me descubras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...