Terrible esto...

En un rato de descanso me di una vuelta por Compostela - Llantina y conocí la increíble historia de las palabras finales de Randy Pausch.


Impresionante.

Comentarios