1 de octubre de 2007

Argentina 30 -15 Irlanda


Del partido anterior de los Pumas no dije nada porque la realidad es que no lo vi (temas hogareños) y no me preocupó mucho ya que se anunciaba un trámite. Así fue que pasó el 63-3 a Namibia sin pena ni gloria.

El partido de ayer fue distinto, había cruces de historia con el trébol, los mundiales 2003 y 1999 hicieron historia para ambos equipos y algunas declaraciones desafortunadas de los jugadores le daban un must especial al asunto. Sinceramente yo pensé que Irlanda iba a complicarle más la historia a Argentina, los que nunca vieron rugby tienen que hacerle caso a los relatos de Pablo Camerlickx: en la historia del rugby argentino nunca se pudo llegar tan lejos, es como que en un mundial de Fútbol Costa Rica llegue a semifinales.

Algunos argentinos les dirán que este, además, era el grupo de la muerte tratando de hacer más grande aún la gesta, se olvidan que los franceses y la prensa lo llamaron grupo de la muerte porque estaban ahí los pumas, capaces de hacerle y ganarle partido a cualquiera de los dos grandes a priori, Irlanda y Francia. Lo que es sorpresa es la superioridad y la autoridad que pusieron los jaguaretés a su juego, mucha presión y un plaqueage/tackle que fue super efectivo.

Los dos tries de Irlanda son para mi producto de que Argentina estaba arriba en el tanteador y una sensación de bajar un poco los brazos se adueñó en la marca, sin embargo las respuestas en el ingoal y con el drop de Hernandez encarrilaron rápido el tema. La sensación que queda es que los Pumas hicieron el partido que ellos querían y que se jugó a su ritmo. Si leen la prensa extranjera van a ver que les critican a los Pumas el uso excesivo del pié y la poca actitud en el ataque, puede ser cierto, pero son las armas con las cuales cuentan y que pueden abrirles camino a las semifinales (¡Semifinales!).

¿Escocia? Que vengan, con la mitad del tackle y un poco más de try se los puede complicar.

6 comentarios:

  1. Los campeonatos mundiales son así. Contagiosos. Uno, que nunca vio más de diez minutos de rugby seguidos, ve ochenta minutos de punta a punta, nervioso como un Loffreda y agitado como un Pichot; cuenta en forma regresiva desde el minuto cuarenta y uno y ofrece espectáculos inauditos a sus familiares (léase “todo tipo de posturas, gestos y sonidos”).

    Porque en los mundiales hay camisetas nacionales, que son quizás los últimos vestigios de lo que en su momento fueron las banderas o los escudos (¡Oh, qué impertinente!).

    ¡Qué grandes los Pumas! Cuatro partidos ganados, “mandamos” al trébol a su casa (vendetta!) y, tu ascendencia disculpe mi euforia, al local lo entregamos a las fieras negras.

    Y ahora que venga sir William Wallace con sus amigos, que les “daremos” batalla.

    ResponderEliminar
  2. Gallo azul almorzará helecho en Cardiff, j'ai dit¡

    Me mató el "les daremos batalla". Mundial

    ResponderEliminar
  3. Buen analisis el tuyo gamma, la verdad que fué un lindo partido, yo los vi bastante bien a los pumas, con escocia no va a ser tan dificil pero uno nunca sabe.

    ResponderEliminar
  4. (¿Algo de Francia vs. Nueva Zelandia? ¿Algo de Argentina vs. Escocia?)

    ResponderEliminar
  5. Comentaremos en breve, estoy hasta las tapas, ayer viajamos de BA y no di a tiempo.

    También hay que hablar de futbol ¿No?

    ResponderEliminar
  6. ¿Futbol?
    ¿Hubo algún evento importante?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...