12 de noviembre de 2007

Beato Ceferino Namuncurá

Menos preocuparse por el indigenismo (muy bueno el post) y toda la cháchara que pueden llegar a motivar la elevación a los altares de un ex-alumno salesiano y más Laetare.

El día que el indigenismo (en su peor acepción) logre sacar algún rédito a la vida de Ceferino, que quiso educar y evangelizar a su pueblo, me avisan. ¿No era que eso lo habían hecho los malos españoles?.

Yo por mi parte me uno al júbilo de la Iglesia en Argentina, esta era una de mis devociones de juventud y aprovecho la oportunidad para recuperarla más allá de la estética salesiana y de los "pueblos originarios", nueva versión semántica de los "aborígenes" de siempre.

Pasen por ceferino.dbp.org.ar

Actualización: quienes odian a la Iglesia hablan de superchería,

20 comentarios:

  1. Muy apropiado que la liturgia se haya celebrado en lengua mapuche y castellano y no, por ejemplo, en latin. Es reconocer y acercarse a la realidad del beato y de la gente que hoy celebra su entronacion. Mas alla de indigenismo o no, ese solo hecho de la lengua utilizada es una forma de reconocer y restaurar.

    Discrepo con vos Xavier en que "´pueblos originarios" es solo un cambio semantico de "aborigenes". Solamente analiza que significa cada cosa y el cambio verás que no es sólo semántico, sino mucho mas profundo.

    Tambien discrepo en tu apreciacion del post de Beltran. Pero eso es mas subjetivo.

    Rome

    ResponderEliminar
  2. La misa debería haber sido en latín ya que en aquel entonces la misa era en latín ¿No? ;-) Ceferino era trilingüe.

    aborigen: ‘Originario de un territorio o lugar’ y, como sustantivo, ‘primitivo habitante de un país’.

    Menciona el DRAE, lamento mi ignorancia ¿donde está lo no semántico?

    Por otra parte el post que cito tiene cosas buenas, no quería hacer de esto una diatriba o una polémica, solo quería hacer referencia a la alegría de la Beatificación de Ceferino.

    ResponderEliminar
  3. Dejemos que hable el Beato Ceferino [parece que le gustaba el latín y tampoco le importaba llamar a los indios indios]:

    "¡Ah, mi amado padre, si hubiera estado presente en ese momento, hubiera podido comprender la bondad del Padre Santo! A ninguno dio a besar el pie. A todos uno por uno, la mano veneranda. A mí me llenó de caricias. ¡Oh, qué amable el Santo Anciano del Vaticano! Después que todos saludamos al Santo Varón, el mismo Santo Padre me hizo seña de que comenzara mi discursito en italiano... Después que yo acabé, él mismo me levantó y me habló, contestándome sobré lo que le había dicho... 'Bueno, hijo mío, te doy gracias por lo bien que hablas del Vicario de Cristo. Quiera el Señor que puedas poner en práctica todo lo que en él dices: de convertir a todos tus hermanos de la Patagonia a Jesucristo. Y yo, a este fin, te doy de todo corazón mi Apostólica Bendición. Di a tu papá que el Santo Padre lo bendice a él, a toda su familia y a toda la gente que está en su poder. Dios te bendiga, hijo mío...' Ya habían salido todos los Padres y yo sólo me quedaba un poco atrás. El Obispo que cuidaba a S. S. me llamó y me dice: 'Ti chiama Sua Santitá'. Yo vuelvo atrás y me conduce al escritorio del Padre Santo que estaba sentado y buscaba una cosita. Yo me hinqué delante de S. S. y junté las manos. Finalmente S. S. sacó un rico estuche que contenía una medalla de plata. De un lado tenía el busto de S. S. Pío X, y del otro el mismo que indica a los fieles de la Inmaculada Virgen María: es decir la conmemoración de su pontificado y de la Inmaculada. Le besé nuevamente la mano y me hizo una caricia. Le di las gracias y él con una dulce sonrisa me despidió. Yo salí de la estancia contento como un no sé qué decirle por el hermoso regalo: altro que hermoso: preciosísimo y santo recuerdo de un Vicario de Cristo, del que representa a Jesucristo mismo en la tierra..."

    "En modo especial en las costas italianas. La pequeña división y reunión de unas veinte o treinta casas, lo primero que se veía era la torre de la iglesia. En la última mañana del día 10, habré podido contar más de 200 iglesias, pues en cada división de colinas, médanos y montañas, habrá más de diez iglesias. ¡Oh, si la Patagonia tuviera tantas iglesias como aquí! ¡Sería el más feliz de todos!".

    "¡Oh, quiera el Corazón Sacratísimo de Jesús y la materna Bondad de la Purísima Concepción Inmaculada, bendecirme y tomarme bajo sus mantos seguros; ayudándome en mis estudios; dándome la Salud, Santidad, Sabiduría que me son indispensables para seguir con buen éxito mis atrasados estudios! ¡Oh, tengo verdaderamente una santa envidia a mis seis antiguos condiscípulos que este año jubilar de la Inmaculada, ofrecerán a tan buena Madre Celestial una brillante corona; consagrándose totalmente a su divino Hijo Jesús; revistiéndose con la vestidura del Divino Maestro, pasar del hombre viejo al nuevo; en fin; renuncian por completo al demonio, al mundo y la carne! ¡Qué dichosos! ¡También ellos me debían de preceder! Pero 'Fiat voluntas Domini'. El Señor no se olvida de sus criaturas. Llegará el día en que yo también me enlute para siempre de una vez. Puede ser que el Señor no me veía bastante preparado: y que por mal de mis pecados haya deparado el tiempo de consagrarme por completo al Señor. S. R. no se olvidará de este su pobre hijo en la Santa Misa".

    "Además de la enfermedad, tengo muy poco apetito. Raras veces como un pan al día entre café, almuerzo y cena. Me dan dos huevos al día: al café y a la cena. Ahora cambiando de Colegio y clima veremos lo que resultará. Benditos sean Dios y María Santísima. Basta que pueda salvar mi alma, y en lo demás hágase, la santa voluntad del Señor".

    "Algún día, cuando yo sea grande, también le ayudaré a Mons. Cagliero a convertir indios. Los pobres que están allí ni saben que hay Dios, no saben que Jesucristo derramó su sangre para salvarnos; yo tampoco lo sabía que hay un Dios, cuando vine; pues, entonces tenemos que rezar por ellas para que se salven."

    ResponderEliminar
  4. No sé si les pasó lo mismo a Uds, pero a mí me dio vergüenza ajena la liturgia de beatificación. Un cantante que se creía que estaba haciendo un recital de folklore, que no dejó empezar la Liturgia de la Eucaristía a Bertone. Lo peor fue esa ceremonia que llaman "rogativa", un ritual mapuche, en donde unos "sacerdotes" mapuches iban tirando agua al suelo con una hoja de una planta, y los Obispos inclinaron sus cabezas para recibir esta "bendición" con el agua. Para mí, hacer esto, es idolatría pura. Y hacerlo frente al Cardenal Bertone, es un gesto de desafío y de abierta rebelión, máxime a un Pontificado que está intentando por todos los medios posibles restablecer la dignidad en la Liturgia.

    M.M.

    ResponderEliminar
  5. No tuve el honor de ver la ceremonia.

    Lo curioso es que ahí debían estar varios de mis tíos (en particular Esteban Laxague).

    ResponderEliminar
  6. Anonimo MM:

    El tema es que uno puede optar por escandalizarse o simplemente aceptar y recononcer humildemente la sencillez de otra creencia (aun siendo idolatria como decis)

    Aun recuerdo al Papa Juan Pablo II participando en Africa de un baile tribal donde las mujeres etsban casi desnudas (o mejor dicho son el "casi")

    Es cuestion de sembrar lazos mas que de generar mas distancias...

    ResponderEliminar
  7. Rome, mi comentario está destinado al mundo, digamos, intra-eclesial. Si uno es católico, y Obispo, se rige por ciertas normas y principios. No puede ser coherente con su propia Fe, que incluye la pretensión de ser el único camino de salvación en Jesucristo, e hincarse ante un "sacerdote" mapuche para que lo "bendiga". Es una contradicción y una apostasía de la propia Fe. El lenguaje de los gestos es muy significativo. Recordemos que miles de mártires cristianos entregaron sus vidas antes que hacer un simple gesto, como era el de quemar un incienso ante la imagen del Emperador romano, porque sabían perfectamente que "sólo nos ha sido dado un Nombre en que somos salvos". Probablemente, estas personas, con tu óptica, sean considerados hoy unos fanáticos e intolerantes, pero no pasaba por ahí la cosa, sino por la coherencia con la propia Fe, que incluye dar culto al "unico Dios y Señor".

    M.M.

    ResponderEliminar
  8. A mí me encantó la celebración y me encantó también que fuese de Ceferino.
    ¿Qué es eso de la estética salesiana? Ni idea... sólo por querer entender lo que decís.

    ResponderEliminar
  9. Para mi la estética salesiana, que no me gusta, es una mezcla de imágenes modernosas y ajadas que cubrían las paredes de mi colegio de Ferré. Son las típicas con una frase y un dibujo o foto.

    También pondría en este injusto set los murales con letras vistosas.

    ResponderEliminar
  10. Después que escribí el mío leí los comentarios. Me parece que MM. estás algo más papista que el papa... La ceremonia fue presidida por el legado papal que estaba muy conforme con lo que estaba pasando, o sea que no veo por qué tenemos que pensar nosotros que està mal lo que permiten y celebran un montón de obispos unidos a quien el mismo Papa envió como su delegado...
    Por otro lado, me parece un poco osado decir que lo que decían los mapuches en su lengua era idolatría... ¿vos no rezás en tu lengua? Yo doy por sentado que eran mapuches cristianos, comulgaron, y celebraban a Ceferino, o sea que estarían haciendo una bendición cristiana, cosa que está perfectamente permitida en la iglesia. Vi la celebración y en ningún momento dijeron que eran sacerdotes: cualquier laico puede 'bendecir' que es un sacramental. Seguramente serían jefes o padres de familia.
    Xavier, lo que dijo tu tío fue bien lindo: como obispo del lugar pidió al Sto.Padre la beatificación de Ceferino, y después le pasó la palabra a la familia de Ceferino que también la pidió en el idioma de ellos y después se tradujo.

    ResponderEliminar
  11. Tube el gusto de ver parte de la ceremonia que me resultó muy linda, me parece propio del carácter universal de la Iglesia que se les permitiera a los mapuche hablar en su dialecto original dentro del marco de la ceremonia y dudo que allá sido un gesto profano (considero que si lo es, si yo, que no tengo nada que ver con esa cultura lo hago solo porque "esta bueno").
    Por otro lado no se que tiene que ver tu comentario Rome sobre la misa en latín, debió ser muy reconfortante para el Beato cuando llegó a Italia poder participar de una misa sin ninguna barrera idiomática y encontrar en esas grandes Iglesias los mismo símbolos y gestos que hacían los sacerdotes de su pueblo, eso debió
    darle una clara idea de la universalidad de la Iglesia, me parece ¿no?.

    ResponderEliminar
  12. Noëlle, muy bueno el comentario, lo único que me lastima la vista cada vez que lo leo es lo de "Tube"

    ResponderEliminar
  13. Noëlle,adhiero a lo que dice Javier, muy bueno el coment, pero... voy a ser muy mala: tambien esta el "allá" que supongo que quiso ser "haya" del verbo haber.
    Aprovecho para decir que la discusión es muy interesante...

    ResponderEliminar
  14. Perdón, perdón, perdón, los pajaritos que tengo en la cabeza no me permiten divagar y escribir correctamente a la vez (de lo cual no me siento muy orgullosa).

    ResponderEliminar
  15. Hna. Josefina: las muestras de contrariedad del Cardenal Sodano fueron evidentes, sobre todo al comenzar el "Orad Hermanos", que no se lo dejaban empezar, ante los interminables cantos. La ceremonia no es responsabilidad de la Santa Sede, faltaba más, antes bien, es un acto de poderío y evidente rebeldía litúrgica (creo que no quedó norma litúrgica por infringir)de los obispos argentinos, empezando por el responsable principal, Mons Laxague, frente a Roma. Me parece que no hace falta exlicar que no todo lo que pasa en la Iglesia está autorizado o permitido por el Papa. El hablar en Mapuche no es el problema, ni eso constituye idolatría por supuesto, el problema es que los mapuches realizaron un RITUAL RELIGIOSO, con bailes, hojas, agua,etc. Eso sí es idolatría, y en medio de la Liturgia católica.

    ResponderEliminar
  16. Perdón, me olvidé la firma del comentario anterior
    M.M.

    ResponderEliminar
  17. Vi parte de la Misa de Beatificación, y digo "parte", porque no pude soportar las payasadas de sacerdotes, seminaristas y obispos argentinos, que transformaron lo que debiera ser una Liturgia especialísima en, por lo menos, un acto histriónico, un "show", profanando el Santísimo Sacramento. Había allí unos cuantos lobos con piel de oveja. Si, como comentan antes, los gestos adustos y de contrariedad del Cardenal Bertone me parecieron evidentes. Y no hablemos del "arte sacro" del "cancionero", de la ceremonia idolátrica mapuche, etc.etc. En fin, queridos religiosos....como dice alguien por ahí, "agárrense de las manos",porque el dia de "Dies Iræ" , está al llegar.....

    ResponderEliminar
  18. "...el dia de "Dies Iræ" , está al llegar..."

    Claro, con esa imagen de Dios hermano...ahora entiendo todo...

    ResponderEliminar
  19. Puede gustar o no, pero a no dudar que llegará.Si no me cree a mí, lea el Evangelio de hoy :

    Evangelio según San Lucas 17,26-37

    En los días del Hijo del hombre sucederá como en tiempos de Noé.
    La gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca y llegó el diluvio, que los hizo morir a todos.
    Sucederá como en tiempos de Lot: se comía y se bebía, se compraba y se vendía, se plantaba y se construía.
    Pero el día en que Lot salió de Sodoma, cayó del cielo una lluvia de fuego y de azufre que los hizo morir a todos.
    Lo mismo sucederá el Día en que se manifieste el Hijo del hombre.
    En ese Día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en la casa, no baje a buscarlas. Igualmente, el que esté en el campo, no vuelva atrás.
    Acuérdense de la mujer de Lot.
    El que trate de salvar su vida, la perderá; y el que la pierda, la conservará.
    Les aseguro que en esa noche, de dos hombres que estén comiendo juntos, uno será llevado y el otro dejado;
    de dos mujeres que estén moliendo juntas, una será llevada y la otra dejada".

    Entonces le preguntaron: "¿Dónde sucederá esto, Señor?". Jesús les respondió: "Donde esté el cadáver, se juntarán los buitres".

    ResponderEliminar
  20. Vi por TV toda la celebración y lo noté al cardenal Bertone (no Sodano), como a todos, muy contento con la celebración.
    No tenga duda que, antes de comenzarla, le habrán explicado todo con puntos y comas. Estas cosas -por más sencillas que sean, como fue ésta- no quedan libradas a lo que salga.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...