23 de noviembre de 2007

"No es culpa mía que yo sea católico"

Les adjunto una parte de un post de Luis Fernando, me parece una buena manera de explicar la Fe, en este caso desde la experiencia de Fe de alguien que volvió a la Iglesia.
Antes de entrar en el verdadero motivo de este post, aclaro otra cosa. No es culpa mía el que yo sea católico. Personalmente me encontraba la mar de bien siendo protestante evangélico, interpretando la Escritura como me parecía oportuno, teniendo la “libertad” de elegir la denominación o la congregación en la cual intergrarme, etc, etc. De hecho, es bastante probable que a día de hoy yo sería pastor, anciano o maestro en alguna iglesia evangélica de algún punto de España. Quienes me conocieron en mi etapa de apologeta evangélico saben bien las “capacidades” que tenía para lograr llegar a tal meta. Pero Dios no quería tal cosa. No quería que fuera pastor protestante. De hecho, no quería que fuera protestante. Me quería de vuelta en la Iglesia a la que nací a la fe. Y cuando Dios quiere que hagas algo, sabe muy bien como arreglárselas para que lo hagas. Y si no lo haces, agárrate que vienen curvas. Así que, aplicándome aquello que dijo San Pablo de “lo que yo gané lo tengo por basura”, me separé del tipo de cristianismo en el que vivía comodísimamente para regresar al catolicismo en el que no vivo tan cómodamente. Si alguien piensa que hay algo de mérito en mí por hacer eso, que lo descarte. Fue Dios el que produjo en mí tanto el querer como el poder. Si yo soy hoy católico es por pura gracia divina, no por bondad alguna de mi alma. Por tanto, al que le moleste mi condición de católico, que le presente la reclamación al autor de mi fe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...