23 de diciembre de 2007

De la vida de primos y campo

Estamos en Bella Vista desde el sábado a la mañana, (¡Conseguí internet!) Bárbara y los chicos empiezan a adaptarse a la nueva casa de mis suegros que resultó más cómoda de lo esperado. Teníamos miedo que el choque fuese muy duro, pasar de Lujan, el campo y la vida al aire libre a una casita en Bella Vista con todo cerca pero con otro sentido de la inseguridad y de la vida de ciudad.

Siempre hablamos con B acerca de lo triste que es para nosotros que nuestros hijos no cuenten con sus buenas 1000 hectáreas para jugar con sus primos y aprender todo eso que para nosotros fue una enseñanza de vida única que nos formó como personas y nos enseñó que la naturaleza y el aire libre son la clave de la infancia feliz.

Dios sabe cómo va a arreglárselas para darle a nuestros retoños una infancia tan entrañable como la nuestra.

Lo que si no perdimos fue el tema de ser un familión con un montón de primos, eso permanece inmutable y los chicos lo disfrutan un montón, creo que incluso la abuela del familión lo disfruta con creces a pesar del lío que le queda en la casa cuando nos reunimos más de 30, como anoche.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...