Lesionado

Es la segunda vez este año, ya me pasó allá por Mayo.

Resulta que en la práctica del deporte fútbol tuve un encontronazo y recibí una humanidad entera en mis costillas, con el resultado imaginable de una distensión del músculo intercostal.

Lo que sufreiron este tipo de golpe saben lo molesto que es: estornudar, levantar la voz, hacer esfuerzos de casi cualquie tipo o darse vuelta en la cama son momentos donde el dolor nos anuncia que el asunto todavía no está curado.

Esperemos solucionarlo de acá a las vacaciones en el mar en la primera quincena de enero.

Comentarios

  1. La vejez no viene sola...

    ResponderEliminar
  2. El problema es que debería venir con sabiduría, pero si seguimos poniendo en cuerpo para recibir humanidades, será que a) no sos tan viejo; o b) Serás viejo pero no sabio. El problema es el b).
    Vos dirás.
    Un abrazo, que disfruten sus vacaciones, no se olviden del Señor, y por supuesto: Muy Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Muret, sin duda viene por el lado de b) Feliz navidad

    ResponderEliminar

Publicar un comentario