4 de diciembre de 2007

Leyendo Spe Salvi - del vinagre

Esta encíclica es muy interesante, sin duda. Calculo que hoy la termino, vayan mientras tanto un par de extractos y algunos resúmenes y comentarios que encontré por ahí.

Primero esta analogía de como la gracia trabaja en nuestros corazones a través del sufrimiento, lo refiere de San Agustín en el punto 33 que asocia la oración con la esperanza.
« Imagínate que Dios quiere llenarte de miel [símbolo de la ternura y la bondad de Dios]; si estás lleno de vinagre, ¿dónde pondrás la miel? » El vaso, es decir el corazón, tiene que ser antes ensanchado y luego purificado: liberado del vinagre y de su sabor. Eso requiere esfuerzo, es doloroso, pero sólo así se logra la capacitación para lo que estamos destinados.
Después me llamo la atención el punto destinado a " El Juicio como lugar de aprendizaje y ejercicio de la esperanza", algo raro de escuchar en una homilía.
En la época moderna, la idea del Juicio final se ha desvaído: la fe cristiana se entiende y orienta sobre todo hacia la salvación personal del alma; la reflexión sobre la historia universal, en cambio, está dominada en gran parte por la idea del progreso.
En fin, hay mucho más para tratar, pero sería muy fácil para ustedes, ¡Lean!. Les dejo además un par de enlaces:
Actualización: Lindo resumen de Cor ad cor loquitur -Spe Salvi, primera aproximación

2 comentarios:

  1. Parece ser que también hay varios errores en la traducción al castellano y (¿curiosamente? nuevamente) en algunas cuestiones claves.

    ResponderEliminar
  2. Esto es gravísimo, se dió con Deus est caritas y ahora con Spe Salvi, la cola del Diablo siempre presente.

    Lo bueno es que al reconocer estos errores intencionales también se reconoce donde es que "duele" el mensaje del Papa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...