29 de enero de 2008

Decreto Unitatis Redintegratio - El ecumenismo y la Eucaristía.


Estoy leyendo el Decreto Unitatis Redintegratio sobre el ecumenismo, me lo comprometí al leer el otro día acerca de la semana de Unidad de los Cristianos. Como siempre hay un párrafo que me llama la atención:
Todo esto, realizado prudente y pacientemente por los fieles de la Iglesia católica, bajo la vigilancia de los pastores, conduce al bien de la equidad y de la verdad, de la concordia y de la colaboración, del amor fraterno y de la unión; para que poco a poco por esta vía, superados todos los obstáculos que impiden la perfecta comunión eclesiástica, todos los cristianos se congreguen en una única celebración de la Eucaristía, en orden a la unidad de la una y única Iglesia, a la unidad que Cristo dio a su Iglesia desde un principio, y que creemos subsiste indefectible en la Iglesia católica de los siglos.
¡No solo es importante la Unidad per se, lo importante es especialmente la celebración de la Eucaristía! De ahí el compromiso que hay que asumir para celebrarla correctamente. No solo estamos frente a la oración perfecta, el Sacrificio incruento, al mismo Dios; sino que además estamos abriendo o cerrando la puerta a los hermanos separados.

Nunca lo había visto de este modo.

El dcreto sigue más abajo con dos observaciones que viene al caso de todo este asunto del diálogo con los cristianos.
Los fieles católicos han de ser, sin duda, solícitos de los hermanos separados en la acción ecumenista, orando por ellos, hablándoles de las cosas de la Iglesia, dando los primeros pasos hacia ellos. Pero deben considerar también por su parte con ánimo sincero y diligente, lo que hay que renovar y corregir en la misma familia católica, para que su vida dé más fiel y claro testimonio de la doctrina y de las normas dadas por Cristo a través de los Apóstoles.

Pues, aunque la Iglesia católica posea toda la verdad revelada por Dios, y todos los medios de la gracia, sin embargo, sus miembros no la viven consecuentemente con todo el fervor, hasta el punto que la faz de la Iglesia resplandece menos ante los ojos de nuestros hermanos separados y de todo el mundo, retardándose con ello el crecimiento del reino de Dios.
Ps: La foto de arriba es la Church of the Nativity of Our Lady (in front) - Vitoslavlitsy wooden museum, Novgorod de wOLD

3 comentarios:

  1. Que macana! o sea que los "separados" también son "separados" de la religion?.

    ResponderEliminar
  2. Hermanos separados se refiere a los cristianos no católicos. No a los matrimonios "separados".

    Separemos los conceptos :-)

    ResponderEliminar
  3. A bien xavmp...;)
    (ten en cuenta que he llegado a este blog haciendo "zaping" desde "radio cristiandad" (ya verás como me acostumbro al buen "trato")

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...