31 de enero de 2008

Santi, 3 años y 3 meses

El ternerón bueno se ganó un post exclusivo, por un tema de edad o por su carácter es el más querible de los tres. Inés está en una etapa brava y Tomás tiene la capacidad de nunca dar descanso. En cambio nuestro adalid rubio, dentro de lo tosco y bruto (de ahí el mote de "ternerón") es cariñoso y protector.

Protector para con sus dos hermanos, hasta el punto de ponerse nervioso cuando Tomás tabla en mano se internaba en las furiosas aguas de Miramar, aguas a las cuales Santi respetaba desde la segura arena.

Estas últimas semanas está experimentando una regresión en el tema baño. Encontramos calzoncillos mojados casi todos los días y no admite sentarse en el inodoro si no es con la ayuda de un mayor. Por otra parte sigue cultivando el lado naturista de la vida y hacer pipí para él consiste en buscar el árbol más cercano y bajarse los pantalones sin complejos.

Es un gran amante de los dibus para dormirse una siesta al mediodía pero estamos tratando de que abandone esa costumbre para prepararlo al inicio de clases que ya se aproxima para él y que encaramos juntos con la intriga de saber cómo se va a llevar con sus colegas. Su energía, físico privilegiado y bonhomía van a ser motivo de una adaptación que esperamos sea sin roces.

1 comentario:

  1. El próximo post va a ser de tomi jaja.Cada vez q lo vemos está más lindo y más simpático. Suerte con el colegio.Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...