12 de febrero de 2008

Los carnavales de Sunchales

En Sunchales los carnavales son noticia, se junta un poco de todo donde lo primero que llama la atención es la decadencia. Según me comentan, hace años los clubes de la ciudad presentaban sus comparsas y se acercaban más al "arte" y al "espectáculo", cualidades que yo siempre pongo en duda cuando me hablan de este tipo de carnavales en plena Cuaresma.

Hoy en día los carnavales están lejos de aquel pasado.

El fin de semana se realizaron estos Fabulosos Carnavales con gran despliegue de insfraestructura, control policial, venta de alcohol y algo de público. Como en todas las demás ocasiones no nos hicimos presentes y solo nos informamos por comentarios y por las noticias.
El ver el tema por arriba y sin haber sufrido más que algo de ruido que inundó nuestra casa (estamos a 3 cuadras del epicentro), se debe principalmente al hecho de que consideramos los carnavales de este tipo como una costumbre bastante nueva y que no hace honor a la música y el arte de Argentina, menos aún a la Cuaresma.

Que en Gualeguaychu, que se maten a golpe de turismo en torno a esta fiesta me parece un tema más comercial que otra cosa, allá ellos, pero en Sunchales montar un espectáculo de este tipo no tiene ningún sentido y la evidencia está en el resultado.

¿Estoy pontificando? Si ¿Estoy haciendo leña del árbol caido? Sin duda ¿Que el año que viene me van a poner la tapa? Adelante ¿Que no soy quien para opinar así de la diversión de otros? puede ser, pero no quita que la triste realidad de hoy me da la mano en mis opiniones.

4 comentarios:

  1. Vivo en Corrientes y aquí sucedio, o casi, algo similar respecto al dilema: carnaval-cuaresma; todo pasó, con las peleas y los claroscuros de siempre.
    Igualmente, y creo que me vas a odiar si sigo comentando en este sentido :D : nuevamente me parece que mezclar una religión en medio de un espectáculo público es como mínimo un error. Los católicos deben actuar consecuentemente con sus creencias y no preocuparse si en la "wiskería" de la esquina se brindan espectáculos de desnudo...cada quien en lo suyo.
    Por otro lado: el carnaval en provincias como la mía, este tipo de carnaval al menos: fashion y alejado de lo que fue una fiesta popular, me parece poco menos que uan desverguenza: pasean trajes de por lo menos $5000 los más austeros en medio de una villa miseria (que es donde está instalado el "corsódromo") y con índices de pobreza históricos. Esto en una sociedad correntina pacata, conservadora y declarada "fervientemente religiosa" (no dudo de esto último...solo me remito a los hechos); y religiosa también la "plebe" o sea el gran número de asistentes a estos eventos: peregrinan a itatí y al gaucho gil, ayunan y de noche van a ver niñas un tanto sueltas de ropa, y sabiendo lo que opina parte de su iglesia al menos, sobre el carnaval...incoherente al menos no?, pero es parte del folklore

    ResponderEliminar
  2. Incoherentes, sí. Por estos lados pasa lo mismo.
    ¿Qué es exactamente el carnaval? Hasta ahora no encontré a nadie que pueda fundamentar que no es una fiesta, en el mejor de los casos, pagana o, en el peor, satánica.
    Encima nuestros pastores no ayudan mucho: pocas veces se pronuncian y de las pocas, la mitad son a favor.
    En un mundo pagano hace falta delimitar fronteras y lo que se hace es difuminarlas.

    ResponderEliminar
  3. Por lo poco que investigué el carnaval o mardi gras (martes graso) durante el medioevo se utilizaban para cometer los últimos excesos (matar la vaca y comer un montón de cosas que usualmente no se comían) antes de empezar la cuaresma.
    "hoy comamos y bebamos,
    que mañana ayunaremos.
    Por honra de San Antruejo,
    paremos nos hoy bien anchos,
    recalquemos el pellejo...
    Es el comienzo de una canción popular del siglo de oro español.
    Noëlle

    ResponderEliminar
  4. Estimados

    En candelaria los carnavales se viven como una verdadera festividad popular, si bien no asombran como en otros lados el pueblo le da radical importancia. Aprecen las comparsas que practican meses antes y de tanto en tanto se cuela alguna murga arriba de un falcon oxidado sin techo con el mote de Mitripazo o las divinas, satirizando una asociaciòn de trabas local.
    En el tema de la compatibilidad con la religión es claro que siempre los carnavales -cito Rio de Janeiro Brasil- terminan el miercoles de ceniza para no coincidir con la cuaresma, lamentablemente en la actualidad las cuestiones "des"organizativas en que acostumbramos incurrir generan esta superposición que los carnavales tradicionalmente han respetado.

    Dije, amen!

    Marcos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...