25 de febrero de 2008

Que le cambiaría a la misa en Sunchales

Algunas cosas que le cambiaría a la misa en Sunchales, en la parroquia San Carlos Borromeo
  • El Altar Mayor, es tan feo que a veces me distraigo y trato de entender al arquitecto que lo pergreñó, tenemos valores estéticos muy diferentes, si me animo les traigo fotos.
  • Los cantos, como ya lo dije en su momento en esta nota y esta otra
  • Más del 93% de los feligreses comulga en la mano. Si, yo lo cambiaría, y eso que antes yo comulgaba con la mano.
  • El Padre Nuestro, que se suele cantar con una melodía fea.
  • La cantidad de fieles que están parados en el momento de la Consagración.
Soy distraído en misa y en la vida ¿se nota? Valga esta nota para descargar el inconsciente y no ser tentado el domingo que viene cuando me encuentre rodeado de mis vecinos.

Del lado de lo positivo hay que ser justo y notar que en Sunchales la iglesia siempre está llena a pesar de que es bastante grande, de alguna manera es el reflejo de la vida propia de la ciudad.

7 comentarios:

  1. Chelo de Rosario2/25/2008 04:44:00 p.m.

    Estimado Javier:
    es "pergeñar". Coincidimos en el celo. A mi ya me resulta demasiado chocante la manera en que van vestidas no pocas chicas, o señoras; amen de la ausencia de muestras de piedad, de respeto por el Sagrario, los celulares prendidos, los cantos con melodias dulzonas pegadizas sentimentaloides, tipos en short y ojotas (incluso acolitos), la Comunion en la mano "como-venga", las confesiones informales estilo "charla de amigos", las predicas insulsas, intrascendentes, desganadas; las rifas y bonos para mantener el templo, con cablevision y fibra optica incluidos; la ausencia de niños, la ausencia de niños...

    ResponderEliminar
  2. si la verdad es muy raro el altar... la primera vez que lo vi me "sorprendio" el moderno diseño... xq la gente reza dandole la mano a su vecino??
    lilin

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo del altar. Y me parece que hay muchos que no les gusta. Los altares laterales, en cambio, son bien típicos y bonitos. Creo que esa obra la hizo un párroco anterior, y no será fácil cambiarlo ahora.
    ¿Por qué no comulgás más en la mano? Te lo pregunto porque contás que lo hacías y ahora no. Yo conozco bastante gente que no le gusta; a mí, en cambio, ahora me gusta más que en la boca. Pero eso depende de cada uno.
    Lo que sí, cuando me ha tocado dar la comunión -si bien hay que estar bien atenta para ver que la persona comulgue- prefiero darla en la mano.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, me olvidé de comentar lo que me gusta de las Misas de Sunchales:
    Hay muchos más varones de lo que suele haber en otras Misas que voy.
    En general, están bien preparadas, se participa y con mucho respeto.

    ResponderEliminar
  5. Hola Josefina.

    Durante un año más o menos, apenas se liberó el uso de la comunión en la mano, lo hice de esa manera. Después con el tiempo fui cambiando de parecer y la sensación que tengo hoy es de falta de respeto.

    No puedo emitir juicio acerca del corazón de los demás y estoy seguro que es más cómodo para el celebrante dar la comunión en la mano, pero me queda la sensación de más arriba.

    Es verdad lo de la presencia de varones y matrimonios, es una linda excepción :-)

    ResponderEliminar
  6. No me cabe la menor duda que es algo impresionante (no digo falta de respeto, pero algo impensable) el recibir a todo un Dios. Pero realmente no le veo la diferencia sobre el que sea en la boca o en la mano. Sí creo se puede -en los dos casos, en la boca y en la mano ¡Y sobre todo en el corazón!- recibirlo sin respeto.
    No creo que Jesús en la última cena haya dado la comunión en la boca de sus apóstoles. Ha sido algo que surgió bastante después, evitando abusos. Pero lo que hay que cuidar es de seguir evitándolos. Me ha pasado de ver a quién se ha quitado a Jesús de la boca para metérselo en el bolsillo... Una sola vez. Y una sola vez, vi una señora que intentaba llevárselo en la mano afuera de la iglesia. No estaba bien de la cabeza.

    ResponderEliminar
  7. hermana: el modo ordinario para recibir la comunión es de rodillas y en la boca. Ahora bien, si lo normal hoy día es de pie o en la mano eso es otra cosa muy distinta.
    ¡Tengamos en cuenta que estamos recibiendo a Dios! De pie y en la mano no es un simbolo de gran piedad a Jesús Sacramentado.
    Por último se podría sitar los abusos a los que lleva la comunión en la mano: no hay ni una persona en todas las misas que fui que comulgue en la mano como corresponde. La mayoria son jovenes que lo hacen por ignorancia y tambien vi muchas Monjas que lo hacian (no se por que).
    Luego de la comunión en la mano hay que llevar cuidadosamente las manos y limpiarlas correspondientemente. No se puede volver con las manos bajas, por que se corre el riesgo de que una particula caiga al suelo.
    Pero igual prefiero que hablemos de lo bueno que es comulgar de rodillas y no de lo que puede traer aparejado hacerlo en la mano. Por eso los invito a todos a que volvamos a comulgar arrodillados para poder imprimirle un simbolo de devoción a Jesús que va a entrar en nuestras vidas y nos va a hacer templos suyos. Muchas veces no lo hacemos solo por verguenza o miedo a que el padre se enoje.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...