14 de mayo de 2008

Lo poco bien hecho

Leía a la vez lo que escribe Hernán acerca de la Tumba de las Luciernagas y de las responsabilidades de Seita, alguien comentando aquella frase de Ortega y Gasset de "Argentinos a las cosas" y en particular el artículo en Ens - Predicador, a tus zapatos.

Todos ellos de alguna manera refieren a la necesidad de santificarse en nuestra vocación, de hacerlo en las pequeñas cosas de cada día. En mi caso en el compromiso de ser un buen padre de familia, un empleado comprometido, diligente y jefe justo, y en cierta manera un buen blogger.

Las cosas sencillas y bien hechas, como San José, que no debía esquivar a las grandes discusiones de su tiempo y cuyo blog calculo que hubiese sido muy interesante, pero que recordamos por su amor al trabajo bien hecho y por ser el huésped privilegiado de los primeros años del niño Jesús.

Así sea entonces, los dejo antes de que se me cruce tratar de justificar que esto no es incompatible con la sed por la Verdad y por interpretar los signos de los tiempos.

4 comentarios:

  1. El argumento de "La tumba de las luciérnagas es terrible". ¿Se la hacés ver a los chicos? Si la tenés en DVD "je suis preneur" como se dice por acá.

    ResponderEliminar
  2. No, no le paso La tumba de las luciernagas a los chicos, te voy a llevar un par de Ghibli para que veas, pero tenés que devolverlas, no vaya a ser que le pase como a esos DVD que te presté que NUNCA APARECIERON.

    ResponderEliminar
  3. Los de MP3 te los llevo el sábado. Los tengo ahí, esperando devolvértelos cuando me vengas a visitar, pero no sé por qué los sigo teniendo yo.

    ResponderEliminar
  4. cp:
    ¿Estas invertiendo en dolares o DVD's ajenos. Devolve punga (como se suele decir por aca)?

    Jean

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...