16 de junio de 2008

El juego violento entre padres e hijos

Leía esta mañana frente al fuego un artículo de Cristo Hoy que hablaba del típico juego entre los chicos y el papá: forcejeos y lucha libre en el piso un domingo a la mañana.

Nosotros practicamos mucho esta disciplina con Santi y Tomás. En general los motivadores suelen ser ellos que al grito de "¡Tackle!" se prenden a mis piernas. Tomás es todo actitud y Santi es muy efectivo, dado el privilegio de su fuerza...

Disculpen, corté unos minutos porque Santi me gritaba "¡Termineeee!" desde su trono.

...en fin, resulta que suele ser común realizar todo tipo de masajes violentos, golpes de puño, tomás de Kung Fu con final cosquilla y resoplidos en la panza.

Muy divertido, por cierto.

Leía en el citado artículo que estos juegos son comunes a todos los padres y forman parte importante del autocontrol futuro de nuestros chicos, aprender a frenarse a tiempo y controlar la violencia a temprana edad suele ser la clave para controlarse el día de mañana como adolescente.

Yo no tenía esta información a mano, solo lo veía como una parte del vínculo entre los hijos varones y el padre, lo experimentaba como una manera de canalizar la natural violencia y la energía de sobra que tienen mis dos Atilas.

Bienvenido sea, entonces

6 comentarios:

  1. Chelo de Rosario6/17/2008 10:49:00 a.m.

    Es de lo más lindo che, sobre todo en verano en la pile. Personalemente no recuerdo haber jugado con mi padre de ese modo. Algun día le preguntaré.

    ResponderEliminar
  2. Mirá vos, che! No sabía, gracias por el dato.
    No te pasa que se da como algo natural? Bah, no sé, no me imagino dejar de jugar de este modo con un hijo varón. O será que somos medio bestias? :P

    ResponderEliminar
  3. Si Milkus, se da de forma natural, eso es lo notable del asunto. De alguna manera el juego Padres vs Hijos con connotaciones guerreras no solo es natural, además y inconsciemte y necesario.

    ResponderEliminar
  4. En casa no jugabamos asi con papá porque siendo 8 varones probablemente ubiese terminado en un gobierno socialista de la familia, jaja.
    ¿saben con quien jugaba a las peleitas? con mis hermanos y sus amigos. Uno que recuerdo especialmente era a ROME. Seguro que si lee esto se acuerda. Grande ROME

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bueno! Yo también juego a eso. Hacemos "lucha" para cosas que hay que hacer y F. no tiene ganas. En la lucha para vestirse, por ejemplo, yo ataco remera o pantalón en mano. Y no vale salirse del ringside, que puede ser la cama matrimonial (así está).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...