17 de septiembre de 2008

Hablando por teléfono, mal y pronto

Old Phone
Yo tengo esa mala costumbre de colgar el teléfono y proferir mi observación más tajante al segundo siguiente:

- ¡Excelente! –
- ¡Merd…, que inútil! -
- ¡AAAAAAAAHHHHHGG! -
- Otro cliente satisfecho -
- Me encanta el olor a napalm por la mañana -.
Etc.

Es mía y también de otra gente que conozco, sin embargo veo que la reacción de otros más cuerdos es moderada o silenciosa. Admiro esa capacidad.

Eso si, cuando estoy hablando suelo ser paciente y sereno, pero cuando terminé la llamada necesito descargar esos voltios sobrantes y lo mejor es el éter circundante. Vaya como anécdota de mi lucha constante contra el aparato maligno ese.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...