10 de noviembre de 2008

¿Beatificación de Chesterton?

G.K. ChestertonParece que arranca el proceso de beatificación de Chesterton, aunque estemos en preliminares:
Dale Ahlquist, Presidente de la American Chesterton Society, se ha dirigido al obispo de Northampton, en Gran Bretaña, para realizar las indagaciones preliminares sobre la práctica de las virtudes cristianas del creador del padre Brown.
Me enteré del asunto en Iniciada la Causa de Beatificación de Chesterton
Por mi parte me gustaría conocer en detalle el proceso y aprovechar la oportunidad para rezarle. Hagan lo mismo ustedes, recuerden que los santos nuevos requieren curriculum y son dados a desparramar milagros a los devotos :-)

2 comentarios:

  1. Me encanta Chesterton, pero era de fuerte carácter y no se si era de los mansos evangélicos, jeje como polemista era implacable.

    Veremos el próximo capítulo. Te leo

    ResponderEliminar
  2. Hay que ver qué entendemos por “mansos evangélicos”. Sería para largo… Por lo que he leído sobre Chesterton era un polemista a quien caracterizaba una gran caridad, de otro modo no se comprendería su gran amistad con personajes como Bernard Shaw, con quien disentía totalmente, pero a quien apreciaba mucho. Los debates entre ellos eran grandes espectáculos en Inglaterra. Por su aspecto exterior tenía algo del “Buey Mudo” ( Santo Tomás) Era buenazo, gordo, inmenso, muy distraído y naturalmente alegre “Su pluma, prontamente saludada y admirada, su potencia polémica y sus rasgos de personalidad tan singulares, inmediatamente le dieron una fama enorme … Nada de esto conmovió su modo de ser. Seguía siendo un sujeto afable” De Aprox. A Chesteron de Eduardo Allegri
    Imagino a GKC caminando con paso cansino, por una vereda inglesa, haciendo jugar su bastón con las maravillas que va encontrando a su paso (que para él eran maravillas) una piedrita, un charco de agua, un poco de pasto verde … Su saco mal prendido, algo despeinado y en un bolsillo una nota de su querida Francis recordándole – inútilmente - algún compromiso. Entretanto, va lucubrando “verdades inmensas” que luego dirá sin pelos en la lengua, con una sonrisa que dejará a su contrincante perplejo y preguntándose si le está hablando en serio o en broma.
    Chesterton es de esos escritores que uno lee, conoce y los convierte enseguida en íntimos amigos ¡Bienvenida sea su beatificación!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...