6 de abril de 2009

Los confesionarios negros

Ayer, gracias a Dios, confesión y misa de la noche. B fue a la mañana a la misa de Ramos y yo me quedé con las huestes en casa.

La penitencia, como siempre, no fue de la altura de mis fallas pero no hay penitencia que alcance a cubrir las ofensas y la que recibí fue especialmente útil. Me la guardo para mis adentros pero traigo el comentario al blog por que me ayuda a poner blanco sobre negro el contrastre entre nuestras miserias y el orgullo que sólo reciben su merecido cuando estamos frente al confesor.

Dos apostillas para mi próxima confesión: me encantaría usar de nuevo esos confesionarios negros y viejos que te obligan a estar de rodillas. También me gustaría que recuperemos en Sunchales la cruz sobre el altar, no está y se siente en falta.

Les dejo como testimonio una foto del altar mayor de San Carlos Borromeo, altar que merece un post aparte.

2 comentarios:

  1. Hipócrita!!!, confesate acá si sos macho, yo citando los evangelios me animo a cagarte a piedrazos!!!!.

    San Marcos (Pince)

    ResponderEliminar
  2. Por Bella Vista se siguen usando confesionarios como la Iglesia recomienda. Igualmente, por más que no halla confesionario te podes poder de rodillas en el piso al lado del cura. A algunos curas les molesta y te miran mal, pero a los orgullosos nos hace bastante bien recibir el sacramento de la confesión de rodillas y no sentado en una silla tipo charla de amigos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...