1 de abril de 2009

Murió Raúl Alfonsín

U86363013

Pasó a mejor vida Raúl Alfonsín, "gran demócrata" o "Padre de la democracia", yo diría mejor "Padre de esta democracia".

Mi memoria política es corta, empecé a conocer la historia argentina con este señor y los recuerdos que tengo son cosas como Felices Pascuas, la ley Federal de Educación, La Coordinadora, los saqueos de la hiperinflación y el comentario de "con los militares estábamos mejor". También recuerdo el Divorcio, el Canal de Beagle y la Capital en Carmen de Patagones. ¿Se acuerdan?

Notese entonces que no voy a estar haciendo cola para velarlo en la sala Eva Peron del Congreso (ironía del destino) y que no voy a estar entre la manga de langostas que se alimenta de panegíricos.

10 comentarios:

  1. Creo que era en Viedma el intento de Capital.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra el descubrir que no estoy sólo en eso de lo políticamente incorrecto.

    Respetos estimadísimo.

    Natalio

    ResponderEliminar
  3. Como catolico (posta y no estilo laguna o bergoglio), se tiene que tener en cuenta que fue uno de los gobiernos mas nefastos.
    Pero bueno, que Dios lo juzgue, al parecer insistio en recibir los sacramentos, en una de esas se arrepintio de sus politicas sobre temas morales

    Saludos
    JeanMP

    ResponderEliminar
  4. Debe ser magnífico, eso de ser un "católico posta" ("y no estilo laguna o bergoglio"). Qué envidia. ¿Qué se siente?

    ResponderEliminar
  5. Sólo tengo dos cosas que decir: "Ley de Punto Final" y "Ley de Obediencia Debida"
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Gracias DR:ALFONSIN por la democracia y la honestidad....

    ResponderEliminar
  7. "El divorcio es un mal, pero es un mal para los católicos, y no podemos imponer en una sociedad plural una ley que toca a los católicos. Son los católicos los que tienen que cumplirla y no el resto".(Monseñor Laguna)

    ResponderEliminar
  8. XavMP, Natalio, Rome, JeanMP

    A mi me parece significativa la reacción popular (de la clase media porteña, concedo) en el sentido de lo que representaba Alfonsín.

    Creo que será largo discutir el personaje, con el tiempo y cuando pase la efervescencia emotiva de estas horas (¡somos un pueblo latino!), los historiadores lo harán de a poco. Pero no se trata de esto mi comentario.

    Creo que nuestra sociedad añora algunas “virtudes cívicas” que Alfonsín representaba en el imaginario social (con justicia o no). A saber: la honestidad, el respeto a las instituciones formales de la Nación, la veracidad quizá… En cierto sentido, si me lo puedo permitir, su discurso (no su gestión) representaba la utopía democrática argentina de los últimos 30 años. Por la sencilla razón que su discurso fue un constructor de esa utopía.

    Un amigo filósofo me comentaba ayer que los dogmas de la Iglesia son siempre consagrados en respuesta a una necesidad de su tiempo. Que hay que leer su consagración dentro del contexto de su época. En este sentido, la reacción a la muerte de Alfonsín es un signo de nuestro tiempo.

    Y una cosa más, felicito a los que se apartan de lo políticamente correcto. Tratemos de ir contra la “labilidad mental” imperante.

    Saludos a todos

    CP

    ResponderEliminar
  9. La capital alfonsinista iba a ser en Viedma y Carmen de Patagones. Creo que, dentro de todo, éste fue el menos malo de sus proyectos; aunque reconozco que tenía algo que ver con eso del "tercer movimiento histórico" que Alfonsín quiso ser.

    Respecto a las virtudes cívicas que supuestamente encarnó Alfonsín, hay aquí una gran estupidez. Solamente se puede repetir esa gansada en comparación con lo que vino después. Alfonsín no fue multimillonario como Kirchner o Menem, pero tampoco fue pobre y aún hoy su familia sigue aprovechando de lo que robó Raúl. ¿Nadie se acuerda del FONAVI, Movitel, los pollos de Mazorín, el Chocón, los préstamos a Cuba y Nicaragua y un larguísimo etcétera de hechos de corrupción? ¿Nadie se acuerda del patoterismo de la Coordinadora? ¿De las listas negras de periodistas opositores? ¿De la obstrucción del periodismo independiente a través del control de Papel Prensa y de todos los canales de TV y la mayoría de las radios? ¿La inconstitucionalidad del Juicio a las Juntas o de la Conadep? ¿Nadie se acuerda de los constantes decretos de estado de sitio y la detención de personas a disposición del PEN (¡incluidos alumnos del Liceo Militar!)? ¿La intervención constante del Poder Judicial, la deposición inconstitucional de jueces, etc.? ¿Los manejos con el CBC para eternizar a Franja Morada en la UBA? ¿La creación de "cátedras paralelas" y la expulsión de profesores de las universidades nacionales?

    Desgraciadamente, cuando le toque el turno "al Carlo", vamos a ver de nuevo estas muestras de desmemoria e hipocresía...

    Esta Argentina parece irreparable. Una pena. ¡Y encima tuvimos que escuchar a un obispo diciendo que lo mejor del gobierno de Alfonsín fue su laicismo! Esto pareció un aquelarre masónico.

    ResponderEliminar
  10. TREMENDO LO DE "CATÓLICO POSTA" NO PUEDO PARAR DE REIRME. En lo que respecta al Alfonso, mis respetos a una institución, pero realmente reconozcamos que no fue ni un santo ni un gran gobernante, estuvo a la altura de lo que somos los Argentinos como sociedad.

    Marcos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...