26 de mayo de 2009

Una mañana para llamar al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo...

Salí anoche de Bella Vista, dos horas y media esperando en el simpático Parador El Motivo (horrible lugar) a que nos cambien de colectivo porque el asignado estaba roto.

Llegué esta mañana tarde a casa, corriendo una carrera contra el reloj y contra la naturaleza, sabiendo que llegaba tarde a una mañana complicada de trabajo.

En casa... sin agua, se rompió el termotanque y hubo una hecatombe líquida en el lavadero, menos mal que nuestra vecina tiene llaves de casa sino hubiese abierto la puerta para mojarme los pies.

¡Alegría alegría! puedo olvidarme de la tan deseada ducha, tengo que llamar al plomero y esperar que se digne pasar por casa. Ya resignado me preparo un mate con la poca agua que hay en la heladera y me voy al trabajo.

Llego al trabajo y me encuentro con esa mañana complicada prevista y con un problema a resolver con el dueño de nuestra casa.


...Ven a darnos tus dones, ven a darnos tu luz. Consolador lleno de bondad...

¡Nada nos va a quitar la sonrisa!

1 comentario:

  1. Danos, Espíritu Divino, las Virtudes cardinales: Fortaleza y Templanza para el día. Justicia y prudencia para el casero...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...