24 de julio de 2009

Por que es importante argumentar acerca de la misa.

Leía esta nota que trae pormenores acerca de las negociaciones FSSPX y el Vaticano. Me detuve en un párrafo en particular:
En tanto, una conclusión resulta tan evidente como asombrosa: la cuestión tradicionalista se ha convertido en la piedra de toque de este pontificado, y en divisoria de aguas. Un movimiento numéricamente minoritario habla casi mano a mano con Roma, y Roma, a pesar de sus convulsiones internas, se reestructura en función del diálogo con este pequeño rebaño. No es posible que estos cambios se deban solamente a cuestiones humanas diplomáticas o políticas, sino a la fuerza de la verdad y a las promesas divinas que protegen a la Iglesia. Ninguna mirada sobrenatural podría obviar esta realidad.
No se si va tan lejos el asunto, en cuanto a la Verdad y a las divinas promesas, pero suenan fuerte las admoniciones de "¡Es la liturgia, estúpido!" que profieren vociferantes aquellos que vomo yo ven en la Eucaristía el centro de la cuestión.

Corrijo, a mi también me sale interiormente esa frase.

Porque siendo la Eucaristía lo que es no hay manera de evitar la discusión de sus menores detalles y minucias. Lo que a ojos del mundo parece ser una discusión bizantina acerca de si va o no una cruz en el altar o si el sacerdote se acerca al mismo bailando o no, para nosotros es motivo de salvación. No quiero decir que vaya mi alma en el color de los ornamentos, pero toda la Liturgia en si es cuestión y tenemos que cuidarla en los más mínimos detalles.

Entonces, que aparezcan unos tipos y digan "tu celebración de la Eucarístía no tiene valor" te pega en el centro de tus motivos y requiere ser analizado. No quiero decir con esto que lo único a discutir con FSSPX sea la Liturgia, pero es el centro del desacuerdo.

16 comentarios:

  1. « Ta liturgie ne sert pas » ¿Frase pronunciada por AL a uno de sus hijos sacerdotes hace algunos años?¿O me equivoco?

    ResponderEliminar
  2. No la sabía esa. ¡Muy buena!

    ResponderEliminar
  3. Es que "lex orandi, lex credendi" implica que siempre se reza lo que se cree. Si la liturgia refleja cuestiones incorrectas la Fe terminará muriendo.

    Si la liturgia no expresa en símbolos, signos y gestos que en la Hostia está Dios mismo, se terminará por creer que Dios no está en la Hostia...

    La Liturgia es el centro en tanto es la expresión y la vida de la Fe.

    Respetos.

    Natalio

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno lo de Natalio.
    Algunos, como a mi, nos parece que la liturgia refleja un cambio de eje en la vida de los cristianos de este tiempo. Moviendo a Dios del centro para poner al hombre.
    La discución de la liturgia por la liturgia es esteril y no aporta nada.

    JeanMP

    ResponderEliminar
  5. Tu salvación no se juega en la liturgia Xavier.
    La eucaristía es centro y motor. Pero si no te motoriza para ir hacia donde SI se juega tu salvación ("aquello que hayas hecho con el más pequeño...") de nada sirve, por mas que se acerque a lo mas sacro o mas cercano a la Fe.
    La salvación se juega en "el otro".

    ResponderEliminar
  6. Rome: Está muy bien lo que dice, pero creo que no es completo. Evidentemente, la salvación se juega ahí donde usted señala. Pero como usted bien dice antes, la Eucaristía es centro y motor, o mejor, combustible. Nadie da lo que no tiene, qué mejor que "hacer con el más pequeño" luego, antes o durante una buena liturgia, centrada en Cristo realmente presente en la Eucaristía, para luego (antes, durante) pasar sí al Cristo místico presente en el prójimo. ¿No sería eso muchísimo mejor, en el sentido de más completo? Salvando las distancias, y por analogía, se me ocurre que es como la consumación del matrimonio: uno puede "consumar" sin haber celebrado el sacramento antes, pero ¡qué más lindo que haberlo hecho tras jurarse entre sí, ante Dios y ante los hombres amor eterno!

    ResponderEliminar
  7. Estimado Rome: siguiendo con la línea de lo que comenta el Coronel, creo que hacer lo que Ud. dice es necesario, ciertamente, necesario en el sentido de que "no puede no ser". El tema es que, planteado así, a secas, como Ud. lo plantea, hacer al más pequeño es algo que también se puede hacer desde una filantropía de cualquier religión, o incluso desde una postura atea de buena voluntad.
    Lo específico del catolicismo es la Eucaristía, no porque allí esté presente Cristo, sino porque la Eucaristía ES Cristo. Y lo específico del accionar cristiano (que, me parece, es a lo que se refiere) es llevar a Cristo a todo hombre. Primero al más humilde y dándole lo básico, y esto por dos razones: porque el necesitado no puede (nadie en realidad) escuchar con el estómago vacío, y b) porque se encuentra en situación de riesgo, ya que la miseria material lo puede exponer a caer en la tentación de sumirse en mayores miserias. Pero si eso específico (Cristo), no va de modo explícito con lo demás, no nos diferenciamos en absoluto de lo que pueda hacer cualquier asistente social de buena voluntad.

    Por otro lado, tomado lo que Ud. dice así a la ligera, alguno podría, por ejemplo, despreciar la vida contemplativa, tesoro de la Iglesia si los hay. Y ni hablar de en qué lugar se dejaría, por ejemplo, a los contemplativos de vida eremítica.

    Conviene siempre recordar que una cosa no quita a la otra; conviene recordar también cuál es la mejor parte, la que no nos será quitada; y conviene también releer a San Pablo, que nos recuerda qué tipo de combate es el de la fe, y contra quién se combate.

    ResponderEliminar
  8. Aplausos para la claridad de Milkus.

    Respetos.

    Natalio

    ResponderEliminar
  9. Creo que si se relee mi comentario, mi planteo no es "a secas". No hablo de filantropia (termino tan despreciado pero igualmente necesari en este mundo tan olvidado de los demas). Hable de centro y motor, pero que te debe llevar a la ayuda. Si nos quedamos en eso, NO SIRVE PARA NADA.
    Los contemplativos (que igual seamos soncientes en que son la minoria) no estan exentos de ese mandato que escribi mas arriba.

    Lo que queria epresar es que a veces nos quedamos tanto en la forma (que si se reza asi, que si se canta asi, que si la mano o la boca, que si aplausos o no, que si latin o guarani) que nos olvidamos que lo mas importante esta afuera, en el otro...

    ResponderEliminar
  10. Estimado Rome:

    Por empezar, no sè a què tipo de filantropìa despreciada se refiere. De hecho, filantropìa, y sòlo filantropìa es lo que practican muchas ONG, y yo no digo que estè mal. Digo que los cristianos estamos llamados a un compromiso mucho màs profundo, ese que llamamos Caridad.

    Me llama la atenciòn su comentario sobre los contemplativos:"seamos soncientes en que son la minoria". Ahà, y?
    "... no estan exentos de ese mandato" Sì, es cierto, de hecho es el centro de sus vidas, sòlo que lo viven de otra manera. No es casualidad que la patrona de las misiones sea una monja de clausura.

    Estoy de acuerdo en que a veces nos quedamos en la exactitud de las formas. Es un vicio. Pero hay que tener cuidado: estar siempre pendiente de no quedarse sòlo en las formas, es otra manera medio hiperbòlica de vivir preocupàndose de las formas. No sè si me explico. Y ni hablar de lo que significa vivir relativizando las formas.

    ResponderEliminar
  11. No se me ofusque Milko, que hay cosas mas importantes por las que preocuparse.

    La filantropia esta bastardeada (no digo por Ud) en muchos ambitos religiosos (catolicos y demas). Respecto de los contemplativos, lo que quiero decir al decir que son minoria es que no abarca a la gran mayoria. Es como estar hablando del matrimonio y que me diga que hay gente que elije vivir soletar. Pues si, pero no viene al caso...

    Mi invitacion, siguiendo su ultimo comentario: No quedarnos en la exactitud de las formas. Lo invito. Salud,

    ResponderEliminar
  12. Lo que planteo yo es que en la exactitud de las formas se juega el amor a la liturgia y que tal amor es para la Eucaristía, centro y motor de la vida del cristiano.

    Me gustaría poder dejar claro que para mi la discusión de arriba está superada como antagonismo. Superado ese antagonismo sólo queda la hostia consagrada en el sagrario y el mandato de amar al prójimo.

    Superar el antagonismo también le da nuevo valor a la discusión acerca de lo sagrado, la liturgia y las formas que por tan denostadas ya ni conservan el valor sacramental y educativo que tienen.

    ResponderEliminar
  13. Yo no creo que esté superada, pero bueno, son visiones.

    E insisto que la eucaristia es centro y motor si y solo si nos lleva a lo otro.

    Para este mundo en el que vivimos, si conozco a alguien que conoce con exactitud las formas, va a misa, comulga, etc, pero se olvida de los demas, y luego me encuntro con otro que se preocupa por cambiar esta realidad, por compañar a los mas desprotegidos, pero no le da bola a las formas de la liturgia, o tal vez no va muhco a misa, sin dudas me quedo con el segundo.

    Seguramente caeran los comentarios diciendo que propongo un antagonismo y que lo mejor es alguien que viva las dos cosas. Podria ser, pero siempre que la liturgia se viva en pos de mejorar, ser mejores con los otros, con nosotros mismos, y tratar de transformar esta realidad. Si no sirve para eso, para mi no sirve para nada. Es como una cascara.

    ResponderEliminar
  14. No está superada porque es propia de la naturaleza del hombre, "ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras".

    Lo que a mi me parece es que una vez superada se puede volver al argumento del post con nuevo empuje.

    ¿Se entiende?

    Aparte esté el hecho de que la hipótesis de tu comentario de los dos contrarios no hace honor al comentario de Milkus de "la Eucaristía ES Cristo", pero es harina de otro costal.

    ResponderEliminar
  15. No son 2 contrarios. Es la forma de intentar hacer ver que la salvacon (eje de tu post o de mi primer comentario) no se juega en la misa sino en la entrega.

    ResponderEliminar
  16. ¿En la entrega a quién? ¿A Dios o al hombre?
    En la cláusula de entrega a Dios, viene el amor al prójimo incluido, pero en la de la entrega al hombre no viene el amor a Dios.
    Guarda con el inmanentismo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...