21 de julio de 2009

Leyendo Caritas in Veritate - ¡Terminé!

No resultó tan complejo, al final pude sobreponerme a las urgencias domésticas y terminar la lectura de este último documento del Papa.

En este último tramo pasé por el polémico pasaje ese del gobierno mundial o la "autoridad politica mundial" que hizo volar amenazas de mundialismo sobre esta parte de la encíclica. Yo creo que dicho pasaje no puede leerse sin considerar el foco en la persona humana y su dignidad, algo que va desde la introducción a la conclusión marcando el hilo de las ideas.

Pero en particular no se puede tomar dicho pasaje por separado sin leer de nuevo todo el capítulo quinto acerca de la Familia Humana, me parece que quienes se apuraron a buscar la parte quemada se perdieron disfrutar la enseñanza con toda su riqueza.

El desafío para mi está ahora en lo que comenté en la entrada anterior.

2 comentarios:

  1. Comparto la preocupación intelectual, pero ya es bastante que se piense al respecto.

    Sobre el tema del gobierno mundial no hablo porque no leí la encíclica todavía...

    Respetos mundiales.

    Natalio

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy llegando a la conclusión.
    Me parece fácil de leer -para todo público- muy abarcativa, y MUY LINDA. Actual y concreta, también da criterios importantes que iluminan mucho.
    ¡Saludos!
    No me detengo en lo de la autoridad mundial porque no le veo nada criticable a lo que dice él, y no sé qué le achacaban.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...