8 de septiembre de 2009

Tan lejos, tan cerca

Leía con atención estos dos extractos de The Lion and the Cardinal (¡Que blog!, es brillante), se trata de On UGLINESS y On CHANCEL SCREENS and ROOD LOFTS , revísenlos y de paso se dan un festín de arte sacro medieval.

Repito que leía con atención y no podía dejar de pensar lo lejos que estoy de este planteo que hace Martín. Entiendo que lo importante es que Dios lee en los corazones, pero el sentido común y varios años de matrimonio me dicen que a veces tu corazón tira para otro lado (ni que hablar de la cabeza) y que en esos momentos es de gran ayuda el respeto, el pudor, el amor sacrificado y pequeños símbolos que hacen de la Liturgia una realidad viviente.

En la nota original de Martín hay una analogía, o cuento, o anécdota de un sacerdote que dice que no a una fiesta en la Iglesia con un argumento tortuoso. Martín toma ese argumento para desmarcarse del afán desmedido que ponen muchos a la hora de defender cosas tan hirsutas como si es importante o no el tratar de evitar que las partículas de la hostia caigan en el piso o si se ha de comulgar de rodillas o de pié.

Para mi la respuesta está en el Evangelio, Cristo respeta la ley de Moisés y cumple cada uno de los mandatos  hasta recomendar "Haced, pues, y observad todo lo que os digan..." . Y en los momentos donde los mismo  fariseos recriminan una minucia a Jesús este contesta sin borrar de un golpe todo el Antiguo Testamento. El mismo Cristo reconoce el valor de lo sagrado y la Iglesia lo expresa en 2000 años de liturgia.

No tengo miedo de trensarme en una discusión interminable acerca de lo sagrado y el pudor, así como no tengo problemas para aceptar y valorar el que me pidan venir con saco y corbata al trabajo. Entiendo que haya alguien al que no le resulte cómodo y es seguro que hay otro más allá que despotrica; pero me parece que es mejor encontrarse y dialogar acerca del sentido de lo sagrado antes de borrarlo todo de un golpe por una especial afinidad hacia "lo que dice el corazón" que suena muy tentadora pero que carece de realidad.

Si ven la nota en lo de Martín van a ver que el tono general del post baja de volumen en los comentarios y tiene aportes mejores que todo este palabrerío, por  ejemplo en lo que dice Tito de:

1.- Decís que la sacralidad aleja de lo real. Creo que es al revés y al revés: se busca la sacralidad por la conciencia de lo real.

3 comentarios:

  1. Xavier:

    No tengo mucho para decir respecto al post. Creo que tanto el euyo como el mio enmarcan sentimientos diferentes. Y brindo por la diferencia! Creo que el sentimiento de ambos es sincero.

    Lo que i no entendí es la relación que haces o que te hace llegar desde mi post hasta el tema del pudor. Si podes echate una lineas asi lo entiendo mejor.

    Rome

    ResponderEliminar
  2. Igual una aclaracion ya que el comentario de Tito puede llevar a confusion. Yo no dije que la sacralidad aleja de lo real sino que dije que "tanta sacralidad aleja de lo real" haciendo referencia a los excesos. Parece un detalle pero no lo es...

    ResponderEliminar
  3. Si, es verdad lo de la sacralidad por eso remito a los comentarios de tu post.

    Lo del pudor lo agregué yo ya que entiendo que el pudor es reflejo del amor a lo sagrado y al misterio. Fue una licencia que me tomé.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...