11 de septiembre de 2009

Lucía nos tenía preocupados

Veíamos como avanzaba en peso y meses sin percibir los pasos acelerados que había dado Inés a su edad. En el caso de la primogénita a los 7 meses teníamos que cerrar puertas de todo tipo para evitar accidentes, Lucía en cambio se largó a gatear hace un par de semanas con 8 meses bien cumplidos.

Gatea muy bien y en dos velocidades, sea llorando o entre risas. Empieza además a investigar enchufes y hacer esfuersos denodados para incorporarse contra sillas y otros muebles con el objetivo cercano de poder ponerse de pié y ver al mundo como un bípedo de ley.

Ahora mismo estamos peleando, yo para escribir esto y Lucía para alcanzar un toma corriente o mi cerveza.

Vean las evidencias:



Nota: dedicado a las dos abuelas.

3 comentarios:

  1. He mirado con atención como van esos "sobrinitos" blogueros que he visto ir llegando de a poco a esa familia preciosa que Uds. tienen.
    Luli está hecha una delicia y gatea muy bien. Los demás, muy activos y el padre tiene una excelente voz. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, siento profundamente que todo esto no es culpa nuestra :-)

    ResponderEliminar
  3. Excelente la coloradita, Pili y Philou miraron los dos videitos chocho y el de Inés tuve que pasarlo cinco veces. un beso
    Noëlle

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...