17 de febrero de 2010

Porque comprarse un reloj de 50000 U$S está mal

La discusión del otro día era algo más o menos así:

- A mi no me parece que lo de R de comprarse un reloj de 50000 U$S esté bien – sostenía yo
- ¿Por qué no? Si tiene la plata me parece bien que la gaste en lo que quiere.- dijo
Voy a tratar de  explicar por la negativa al argumento de V: las diferencias de acceso a los bienes naturales son algo tan común como las diferencias de altura que hay en los continentes, no hay manera de evitarlas y forman parte de los factores que condicionan a la persona humana.

El ser humano es además fisiológica y socialmente relacional, necesita de los demás para vivir y desarrollarse de modo que no sólo somos personas sino que además pertenecemos a una familia. Por eso también atentar contra la familia es atentar contra la persona, pero eso es harina de otro costal.

Lo que nos entretiene es seguir el razonamiento y descubrir que esa relación familiar no solo es de derechos sino que conlleva deberes: si mi abuela está mal no me puedo desentender, afecta a mi posibilidad de ser íntegramente persona. Por eso mismo las familias divididas son un problema para todos, no sólo para los padres que se separan.

Espero haber llegado hasta este punto con claridad, es martes a la noche y no tengo mucho espíritu para compartir.

Queda claro que quiero ser íntegramente persona, soy miembro de una familia y sumar los dos puntos anteriores representa para mí una serie de derechos, ventajas y obligaciones para con esa familia. Asombrosamente y de un modo natural las distintas familias se agrupan e interactúan de modo que para que mi familia se pueda ir de vacaciones necesito que muchas familias relacionadas con la industria automotriz estén en armonía consigo mismas y construyan autos.

De ahí que extrapolamos de un modo obvio con el hecho de que las familias pertenecen a su vez a agrupaciones mayores que llamamos sociedad o ciudad (Pueblo algunos) donde las familias, al igual que los individuos, tienen derechos y obligaciones. Así es, la persona se debe a su familia y a la sociedad en la que vive para poder ser persona íntegramente y cuando no asume esa responsabilidad y de un modo grosero malgasta las diferencias de las que hablábamos más arriba no sólo afecta a su capacidad de ser persona sino que afecta a la de los demás.

Este planteo deja abiertas las preguntas acerca de la justicia social y la capacidad que tenemos cada uno de reaccionar ante la injusticia, pero fundamenta de manera breve porqué está mal gastarse 50000 U$S en relojes en Argentina.
Clock

6 comentarios:

  1. Delicadisimo tema. Estoy de acuerdo con el titulo de tu post. Y con el concepto en si. Creo que mis argumentos irian por otro lado. Si tengo tiempo me extiendo.
    Abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Creo que depende del bien (no es lo mismo una obra de arte que un bien consumible que un bien que pasará de generación etc.), de la persona, del contexto social, etc.

    En cualquier caso comparto el planteo de fondo (aunque no generalizaría la respuesta concreta).

    En estos tiempos cuaresmales es bueno plantearse estas cuestiones al meditar sobre la limosna. Incluso, como se hizo largo e interesantemente en el medioevo, discutir si cuando se pasa cierta cantidad de bienes la obligación de com/re partir se convierte en una obligación de justicia y no de Caridad (es decir, mucho más grave la falta).

    Casualmente el papa aconseja meditar sobre la justicia en esta cuaresma.

    Respetos cuaresmales.

    Natalio

    ResponderEliminar
  3. Hola, Javier. ¿Qué hará el señor con esos 50.000 dólares si no se compra el reloj?

    Gastarse 50.000 dólares en un reloj está mal si en vez de tal compra emplease todo o parte del dinero en ayudar a gente que lo necesite. Es la solidaridad de la que tú hablabas, muy bien.

    Gastarse 50.000 dólares en un reloj está bien si el señor, en caso de no gastarlo ahí, encerrara el dinero en un cofre y lo enterrara en un jardín, sin darlo utilidad social. En ese caso, es mejor comprarse el relojito: das beneficio a los empresarios que a su vez pueden invertir sus ganancias, das salarios a los empleados del relojero y del vendedor, creas riqueza, mueves la economía, generas beneficio, creas empleo.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que esta mal en cuanto a que la necesidad de este buen hombre no pareciera responder al orden natural.
    50000 no pagan ni calidad, ni duración de un reloj. El problema, a mi entender es que no esta comprando un reloj , sino lo que llamamos comúnmente estatus (El tipo trata de diferenciarse del resto) Y a mi entender el estatus es una expresión del individualismo que va contra lo que planteas en el articulo sobre la flia y la sociedad.

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
    Soy el webmaster de publizida.es

    Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

    Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
    También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

    Y lo mas importante...
    darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.


    Si te interesa puedes darte de alta

    ALTA DIRECTORIO DE BLOGS


    o visitanos en ......

    DIRECTORIO DE BLOGS

    HTTP://PUBLIZIDA.ES


    Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

    Un saludo.

    DAVID T.
    Webmaster de Publizida.es

    ResponderEliminar
  6. Epa!!..a Maradona lo mataron con su dicho de..."el Vaticano está lleno de oro" y ahora nos hacemos este planteo respecto a si comprar un reloj está bien o mal.
    Yo creo que hay 2 tipos de personas en el mundo.
    1. Quienes lo dejaron TODO en pos de los más necesitados.
    2. Quienes pupulamos entre el materialismo, la espiritualidad y en el medio, el discurso de siempre plagado de contradicciones e hipocresías.
    En el primer grupo está Sor Teresa de Calcuta y alguno más.
    En el segundo, la zaga que va desde Barreda, Mónica Farro, Peter Gabriel y el Papa.
    El desafío es evitar la ostentación, pero más que eso, mantener el respeto con quienes tenemos cerca (no es necesario salvar al mundo de un saque). Quien de postre consume Kiwis (más de 20 pesos el kilo) podría estar haciendo una demostración de élite social, como quien puede comprarse un auto siendo consciente de las miserias que se viven en el norte catamarqueño.

    Justicia Social? Ya entramos netamente en política. Seguramente hay una clase media que prefiere el concepto de la dádiva (sociedad de beneficencia en alguna época) antes de hablar de políticas de inclusión, las cuales siempre han sido deliberadamente acusadas de rayar en el clientelismo. Ojo con esto último, ya que existe el clientelismo material y también el espiritual. Además, recuerden que en el mundo occidental el pobre es necesario y funcional y NADIE está dispuesto a que esto cambie. (refiriéndome a organizaciones de todo tipo, no a movilizaciones individualistas)

    Me fui de las ramas, al igual que el contenido de esta nota :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...