8 de marzo de 2010

La neumonía de Luli

El jueves Lucía arrancó con fiebre, pasó una mala noche y amaneció con mucha tos y con algo más de fiebre. Para el mediodía Bárbara estaba en la clínica de Ospil para ver si le sacaban una placa que pintara mejor el cuadro de los mocos y la fiebre.

A esa altura Lulí estaba bastante caída y respiraba con dificultad con lo cual una pediatra, mamá de uno de los compañeritos de Santi, nos recomendó llevarla a Rafaela para que la revisaran. Salimos raudos dejando a Santi en la casa de uno de sus amigos (el citado más arriba) y a Pomi e Inés en otra casa pensando que con suerte le daban un antibiótico a la Bola (nombre cariñoso con referencias a su volumen) y nos volvíamos para Sunchales.

No fue así, la doctora lo vio y determino que la saturación de oxígeno en sangre no era buena, encomendó volver a realizar la radiografía y unos análisis de sangre, dictaminando que era necesario inyectar un antibiótico salvaje, oxígeno y suero. ¡Alegría! Nos vimos transferidos a una habitación para pasar 48 hs de internación con la enana.

Lucía es bastante difícil en casa, tiene muuucho carácter y se impone con autoridad a sus hermanos mayores y a los desconocidos. Imaginen nomás lo que fue la experiencia de dos días con la mano vendada con el suero y con la nariz ocupada por unos tubos molestos, inenarrable. Bárbara soportó todo estoicamente y yo pasé una noche en la clínica para ayudarla, pero a la siguiente fuí a recuperar a los otros 3 desparramados en Sunchales.

Ayer por la tarde, después de horas innumerables Mamá y la Bola llegaron a casa y empezaron a poco a recuperar su lugar, me quedan todavía muchas reflexiones acerca de la vida de hospital, acerca de como Luli creció en dos días y de como es la vida cuando uno de tus hijos se enferma; pero lo dejo para más adelante, con más tiempo.

PS: A pedido de una abuela ilustro con una foto de Luli con sus tubos.

7 comentarios:

  1. ¡Cuiquitita linda! que se mejore....¡y por favor no le digan Bola...! es una gordita exquisita y querida por todos nosotros desde tus informes en tus "panza updates"

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Dios que ya se mejoró.
    Saludes desde aquí.

    ResponderEliminar
  3. Qué terrible con sólo pensarlo!! Y a Dios gracias todo terminó bien pero imagino los sufrimientos "del medio".

    Dios los guarde.

    Respetos.

    natalio

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por la recuperación!!!

    Los niños están hechos de un material extrañamente resistente.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos, tuvimos a muchos en vilo pero no hay otra manera de llevar adelante estas cosas. Ahora la historia pasa a engrosar nuestra historia y ya nos vamos olvidando de lo feo.

    ResponderEliminar
  6. Recién llego.
    Me imagino lo que habrá sido... ¿Se va reponiendo bien? ¡Saludos para todos!

    ResponderEliminar
  7. Que susto... tener enfermo aun hijo es 10 millones de veces peor que padecr uno mismo la enfermedad.

    Mucha suerte...parece resistente "bola" así que mucha comidita y confianza en el sistema inmunológico también, que como dijeron los chicos son más duros de lo que uno como padre cree

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...