15 de octubre de 2010

La paix et l’argent - Corolario

Nunca les volqué las conclusiones de mi lectura de La paix et l’argent, las tenía escritas hace rato y las descubrí el sábado leyendo unos borradores, se las paso así crudas porque sino me siento con un cabo suelto.

Escribía en 2007…

Estos días volví a leer la Paix et L’Argent de mi abuelo Roberto Pincemin, hice el esfuerzo para encontrar las limitaciones de su alcance. Mi difunto abuelo, de muy feliz memoria, dejó una marca profunda en sus nietos, una mezcla de afecto cariñoso que tenía desde su sillón en el living y un gesto severo para nuestras transgresiones cuando era necesario.

La paix et lárgent se circunscribe al ambiente industrial y ese alcance hace más difícil entender el negocio de los servicios, el agro y en particular de las cooperativas que mi abuelo reconoce no conocer en su funcionamiento. Mi lectura es de escasa formación en economía, sin embargo creo haber rescatado unos puntos que son centrales y que exceden esa mirada:

  • La dicotomía socialista capitalista son un modernismo materialista más.
  • El cooperativismo no soluciona algunos aspectos macro de la economía como la siderurgia
  • “Ce qui non pas de temps” Con este título apela a las personas que realmente son las que mueven a la sociedad, pienso rápido en las parroquias y como es importante convocar a la actividad a aquellos que realmente son activas.
  • La revolución no sirve, es el manotazo de ahogado que entre gritos trata de romper lo poco que queda íntegro a su alrededor.

Me quedaron de la lectura una serie de cuestiones pendientes:

  • La liberté ne donne pas le droit de possesion de la persone
  • ¿Es este libro algo más que una obra de divulgación?
  • Excelentes las páginas 13  y 14 con su definición de Dignidad Humana
  • La propiedad privada es algo de lo cual no se habla ¿Por qué?
  • Que mal que está la sociedad si con un poco de Julio Verne y algo de historia uno pasa como cultivado e inteligente.

5 comentarios:

  1. Muy interesante. Gracias por compartir estos comentarios.

    ResponderEliminar
  2. La idea de participación de los asalariados en el capital de las empresas de cada sector (abrir el "acceso a la propiedad" al asalariado) tiene una curiosa actualidad en la discusión del reparto de 10% de las ganancias que impulsa la CGT (ojo: no son lo mismo). Lo hablábamos en ronda de mails hace algunos días.

    El mecanismo que allí se describe difiere del de Recalde. Básicamente en que crean mecanismos de suscripción de capital sobre la base de aportes de capital. No hay expropiación ni licuación de capital.

    Creo que en alguno de los libros se trata el concepto de propiedad privada como un derecho natural.

    ResponderEliminar
  3. A mi particularmente me gusta la idea de acceso/difusión de la propiedad para quebrar la antinomia capital vs. salario. Es un criterio de alineación de intereses que, al menos en teoría, resulta atractivo.

    ResponderEliminar
  4. CP: Su abuelo trata el tema en varios libros. Creo que la exposición más pulida la hizo en "Antimodelo" (Ediciones Forum, 1981).

    Deje la macro y profundice en esto ;)

    ResponderEliminar
  5. Estimadísimo Coronel. No sólo estoy enfermo de macro si no que también de economía monetaria y de mercado de capitales. Me estoy volviendo más financiero. Vaya uno a saber si podré salirme de esto.

    Leí los libros de RP y los discutí, en parte, con él mismo. Pero nos quedamos a medio camino, nos faltó tiempo. Debo retomar en algún momento que, por alguna razón (que desconosco), no es este.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...