5 de noviembre de 2010

Corolario–El rol del empresario en el período del bicentenario.

 

El miércoles fuimos tres al encuentro al cual los invitaba hace ya un tiempo.Como salimos del trabajo un poco tarde también llegamos –con mucho calor- un poco tarde a la charla. Podría hacer un resumen con lo satisfecho que en general me dejó la experiencia, pero voy a orientarme en comentarles lo que me gustó de cada orador en el orden que aparecieron, un orden que se me ocurre no era para nada aleatorio sino que estaba basado en una estrategia muy habil.

Rubén Ascúa - “Economía real, una mirada desde el interior”

En esta exposición de ritmo vertiginoso vimos los indicadores para la provincia de Santa Fe de los indices de longevidad y creación de empresas. Santa Fe es una realidad aparte en Argentina por lo pujante de su economía, así todo la realidad dista de ser esperanzadora y los datos de empresas que contratan por lo menos un empleado y que sobreviven más de 2 años se reduce al 50% de las creadas.

El ritmo fue vertiginoso – repito – y de un tono académico que sirvió para que exposiciones posteriores citaran los datos y conclusiones del Lic Ascua que reclamaba sobre el final cuidar más la empresarialidad.

MArcelo Modenessi – Presentación del Proyecto IncluiRSE del Centro Comercial e Industrial de Rafaela (CCIR, donde se desarrollaba el acto)

Después de la presentación de Rubén Ascúa subió al estrado Marcelo Modenessi para mostrar el proyecto IncluiRSE que ayuda a las empresas a través de CCIR a encontrar proyectos de ONG en ámbitos como niñez, educación y familia (hay unas 80 en Rafaela). Una comisión directiva facilita para las empresas el elegir los proyectos y gestiona las colaboraciones con continuidad, muy lindo. Curioso el hecho de que se reúnen los lunes a las 8 de la mañana.

Alfredo Curiotti – “Valores empresarios”

La presentación de Alfredo Curiotti empezó con una emocionante introducción acerca de los valores de la empresa Williner, contaba como fueron sus primeras armas y como guardaba un papelito en su billetera con una lista de valores.

Terminada la aduladora referencia el mencionado sacó su billetera y nos mostró el papelito citado. Después de ello recorrió el proceso de formar los valores propios de la compañía –búsquenlos en el sitio enlazado, tarea para el hogar- y las dificultados que se encaran día a día cuando uno tiene miles de empleados sobre el lomo.

Mencionó algo bastante curioso: dice que una de las responsabilidades del empresario es la Contención, la gente que tenemos a cargo no sólo necesita sueldo y crecimiento, también busca ser contenida cuando las crisis amenazan su existencia.

Fue muy buena la exposición, creo que nos llamó a todos la sencillez y el entusiasmo por los valores de la compañía que preside a pesar de que cuenta en décadas su función de dirección, creo que nos acercó a la realidad de que se deben asumir las responsabilidades y vivirlas de manera cristiana, patear el tablero es la tentación.

Luis Bameule – “La persona del empresario en la Argentina de hoy”

Después de Curiotti subió al estrado el primero de los invitados de ACDE Buenos Aires, fue la exposición más compleja porque puso alta la vara ponderando la realidad de la zona pero llamando al empresario a expresar la RSE como el compromiso de moverse para obtener reglas claras que puedan hacer que los negocios funcionen y que las empresas puedan cumplir su rol social promoviendo infraestructuras estables e inversiones.

Es un tema complicado, Bameule expresó esta idea como un pendiente y algo en lo cual los empresarios siempre fueron mezquinos en Argentina, llamó a los asistentes a reconocer que el país está en decadencia y que no hay tiempo que perder en discusiones recurrentes.

Adolfo Ablatico, presidente de ACDE nacional

Después de Bameule hacían falta unas palabras alentadoras y las trajo el Presidente de ACDE haciéndonos notar que la respuesta está en la DSIC y que este es un momento de oportunidades. Se reconoció como viniendo de Buenos Aires donde la especialidad exportadora es la crispación, y ponderó la marca de la zona en su capacidad de ser prácticos y tener el apoyo del obispo.

Monseñor Carlos María Franzini – Cierre del evento

Monseñor trajo dos anécdotas para el cierre del evento una de las cuales incluía a Alfredo Curiotti que a un observador de Buenos Aires que comentaba acerca del “milagro de Rafaela” respondió: “no hay milagros, es solo trabajo, trabajo y más trabajo…”. Creo que fue esto lo que nos llevamos como enseñanza.

A esa hora –eran las 19:15 puntuales – yo ya estaba cansado, teníamos el plan de participar de la misa de B en la Catedral y a pesar del día largo y sin descanso fuimos a cerrar un día de reflexión con la Eucaristía. Antes de entrar en misa me encontré con el responsable de ACDE de Bahía Banca que en un estilo arrollador expresó su envidia para con ACDE Rafaela Sunchales que cuenta con el apoyo de su iglesia local, en zonas como la Capital o Bahía son tratados como parias por la jerarquía.

En fin, quería dejarles el resumen, tengo unas reflexiones más pero esto ya está bastante largo y aburrido.

2 comentarios:

  1. Al Bahiense le podés hacer un contacto con alguien de la jerarquía...

    ResponderEliminar
  2. Envidiable presenciar esos eventos.

    Decile a mons Peter que se ponga una pila...

    MArcos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...