29 de junio de 2011

Los políticos de pueblo y las opciones morales

Una de las cosas notables de las últimas Elecciones Internas Abiertas y Obligatorias , que son por definición una triple contradicción contra el sentido común,  fueron las urnas. Las boletas eran del papel más caro y a todo color (no vaya a ser que nuestra democracia huela mal) y de tan grandes eran resultó casi imposible ponerlas en las urnas para las cuales se había hecho un cálculo de espacio poco ambicioso.

Hasta el punto que el Tribunal Electoral autorizó a las autoridades a abrir las urnas para acomodar el interior. ¡Horror!.

Otra nota de color fue que la semana anterior hubo sendas capacitaciones en las escuelas y nos llamaron a completar una mini encuesta y a realizar un simulacro. El simulacro fue a cargo de B, yo me encargué de la encuesta que llena de condimento democrático preguntaba en un pasaje: “¿Que palabra le inspira la democracia?”. no suelo escribir malas palabras en el blog y en ningún lado en general, por eso puse “engaño” pensando que dichos papeles pasan luego a formar parte de algún asado. Espero que no lo haya leído una docente con ínfulas democráticas, son justo la pero especie.

La discusión que si me preocupa es la que titula esta entrada. Por lo general en el pueblo nos conocemos todos y conocemos las filiaciones políticas de las personas públicas. Si soy un candidato socialista todo el mundo lo va a saber y voy a estar con mi cara públicamente atestiguando que apoyo el plan de gobierno socialista local.

Ni hay que comentar lo que piensa un socialista en cuanto a las enseñanzas de la Iglesia, creo que huelga decir que las posibilidades de tener un acuerdo son bastante difíciles. ¿Qué pasa por la cabeza de un candidato de ese u otro partido cuando se acerca a misa a comulgar? ¿Hay manera de dejar en la puerta del templo la mochila de contradicciones como la del dibujo?.

 image

Caben mil especulaciones y comentarios acerca de que todos somos indignos de acercarnos a la Eucaristía, pero lo que me preocupa de este tema es un argumento que me propuso un conocido para indultar a los citados mochileros.

- Son inimputables, no tienen idea de a quien están respondiendo, sólo tienen ojos para las alianzas que los hacen fuertes localmente.

Pensar de esta manera te deja entonces en libertad de acción para votar localmente alguien que a nivel nacional es representado por un partido que tiene en sus planes atacar tus principios y valores.Pero no me puedo hacer a esa idea, soy de la opinión que inclusive localmente no tengo la libertad de elegir apoyar a alguien que a nivel nacional tiene en sus planes lo de más arriba.

¿Cómo lo ven?

3 comentarios:

  1. Que cómo lo veo? Mal, muy mal. El itinerario "urna>>confesionario" no me extraña. En este país donde tenés que votar obligatoriamente, y por propuestas "menos peores", el panorama no es muy alentador; y si bien yo tampoco soy de decir malas palabras, el tema me pone muy inspirado.

    ResponderEliminar
  2. Yo sigo un itinerario lógico, de lo general a lo particular. En el caso de las elecciones haría un recorrido de lo nacional a lo comunal.

    JeanMP

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la pregunta Javier, el mismo tema es tema de interesantes conversaciones en varios lados.
    Primero que nada, creo que en esto pensas igual que yo: votar no va a cambiar el país, y no me quita el sueño los tips de obligatoriedad y deber civico. No hay obligación moral de ir a votar.
    Segundo, si efectivamente queres ir a votar, cosa que no me parece mal, vos vas a tener mayor incidencia en la votación local, por no decir que es la única que se podría justificar. Tanto por la condición numerica, como por la posibilidad real de conocer al candidato a intendente. Ya que hablamos de la posibilidad de conocer al intendente, esto te va a marcar, si el tipo, llendo a nivel nacional con a, b o c, es capaz de tener autonomía en sus decisiones o no.
    Hablando más claro: si el intendente es un tipo inteligente y buena leche, va a poder hacer algo bueno por sunchales, por más que este afiliado con el "mas malo".
    Ninguno de los candidatos va de la mano de la Doctrina Social de la Iglesia, o sea que da lo mismo el pro, el socialista, el democrata cristiano y el Kirchnerista.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...