16 de agosto de 2011

River descendió, el trago amargo

Acaba de terminar el partido de River, el primer partido de River después de descender. Gracias a que instalé el cable -para acoger a los abuelos con algunas comodidades y para ver el mundial de rugby - pude verlo entero y en directo sufriendo hasta el minuto 5 donde el cabezazo de Díaz trajo tranquilidad.

Con ese gol terminan estos cincuenta días de duelo, que para mi empezaron aquel miércoles cuando Belgrano nos ganó en Córdoba y que tan bien retrató en epítetos el tanopasman.

¿No conocen tanopasman? Vean el video en youtube y van a entender, los espero.

En fin, todo lo que dijo ese buen señor es lo que sufrimos los hinchas de River y hoy, jugando el primer partido del nacional B, me di cuenta que todavía no superamos el golpe y veo que la renovación institucional que tenía que venir de este descalabro no se hizo realidad.

Y si descendimos a la B pero seguimos siendo un cambalache, entonces no aprendimos de los errores y vamos a pasar un largo calvario en la segunda categoría. Eso es lo que siento hoy después de ver el partido.

Lo gracioso de hoy es que en el momento que Díaz hizo el gol, yo estaba con Tin en brazos y grité para ms adentros tratando de no despertarlo. La madre láctea estaba afuera y sabía que si el enano se despertaba iba a verme en apuros por una larga hora más.Gracioso debe haber sido un tipo con el brazo en alto gritando silencioso mientras sostenía una bebé en brazos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...